El caso de Johana Ramallo llegó al Congreso de la Nación

Convocada por la diputada del Frente para la Victoria Fernanda Raverta, quien presentó la Resolución Nº 5.353-D-2017 a los fines de que el Poder Ejecutivo Nacional disponga los mecanismos necesarios para la búsqueda de Johana, la audiencia contó con una amplia participación. Durante las tres horas de debate, tomaron la palabra familiares, legisladores, organizaciones de derechos humanos, familiares de víctimas de trata, agrupaciones feministas, referentes de la CTA Autónoma, de la Comisión Provincial por la Memoria y del Observatorio de Violencia de Género, integrantes del Ellas Hacen, entre otras.

Raverta explicó que la audiencia pública nace al entender que la desaparición de Johana (con la particularidad de tratarse de un caso denunciado como delito de trata) debía ser tomada y dimensionada por todos los actores políticos, a los fines también de visibilizar la situación.

“La estamos buscando. Desde el Congreso lo queremos decir, desde este lugar queremos que se sepa que la estamos buscando y que no vamos a parar hasta que aparezca”, agregó la diputada Raverta.

“Me van a tener que devolver a mi hija porque voy a ir hasta las últimas consecuencias”, comenzó diciendo Marta Ramallo, madre de Johana, ante las organizaciones y los diputados presentes.

“Yo voy a seguir buscándola a ella y a muchas chicas más que están pasando por la misma situación: hay muchas chicas que están siendo desaparecidas para ser prostituidas por las redes de trata”, agregó Marta, deslizando la versión que desde un primer momento se le planteó a la Justicia: Johana no estaba ausente por su propia voluntad, sino que podía ser víctima de una red de trata al ser vista por última vez en la denominada “zona roja” de La Plata.

Cabe recordar que, tras el cuestionado accionar de la fiscal Betina Lacki en la Justicia bonaerense, quien se negó a hacer el cambio de carátula a desaparición forzada, hoy la causa está siendo investigada como delito de trata en los tribunales federales a raíz de una presentación de los abogados de Marta Ramallo. La causa quedó en manos del Fuero Federal N° 1 a cargo del juez Ernesto Kreplak, y la investigación es llevada a cabo por el fiscal Hernán Schapiro con la colaboración de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX).

A los fines de continuar visibilizando el caso y contar con apoyo gubernamental, la semana pasada, Marta llevó un pedido de audiencia a María Eugenia Vidal, al tiempo que se le exigió al gobierno una mayor participación no sólo en la búsqueda a través de recursos, sino también en la contención de la familia. Sin embargo, a pesar de la urgencia del caso, aún no hay respuestas concretas por parte del gobierno bonaerense

“No tenemos que permitir que el Estado mire para otro lado. Si es trata, es terrible. Hay que terminar con esto y con el femicidio”, dijo Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, quien pidió que aparezca Johana y brindó todo su apoyo a Marta.

“Que se ocupe la Justicia también de buscarla: a veces no es cuestión de carátula, sino de la voluntad de la Justicia”, agregó Cortiñas.

La concejala platense y diputada electa Florencia Saintout remarcó que los diferentes gobiernos no se han hecho presente en la causa y que incluso al intendente platense Julio Garro se le ha pedido que se involucre en el caso, pero se ha mostrado ausente, de igual forma que Vidal.

“Johana desapareció muy cerca de la Justicia, pero muy cerca también de donde todos los días debería ir a trabajar la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, una mujer que hasta el momento no se ha acercado y no se ha hecho cargo de la responsabilidad que tiene el Estado”, destacó Saintout.

En esa línea, la abogada Silvina Perugino, que acompaña a la familia de Johana, sostuvo que la desaparición de la joven platense sucedió a metros de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), “a los ojos de la Justicia y a los ojos de esa Policía que pedimos que la corran de la investigación y no la hicieron”.

Al cierre de la audiencia, Marta Ramallo volvió a tomar la palabra para agradecer a los presentes y remarcar que va “a seguir esta lucha porque no quiero que ninguna mamá más pase por el dolor ni el vacío que estoy sintiendo hoy y hace más de tres meses y medio. No quiero tampoco que ninguna hija más esté esperando a su mamá como lo está haciendo mi nieta”.

“Me duele ver que hay chicas incluso menores de edad que están siendo víctimas de estos proxenetas y que el Estado no solo me dejó de escuchar a mí, sino que le está dando vuelta la cara a esas chicas que hoy están siendo víctimas de explotación. Yo quiero que haya un Estado responsable, no cómplice”, dijo Marta, y concluyó pidiendo que el Estado “se haga responsable de salvar a todas las chicas”.


 

SECCIONES