Trabajadores y trabajadoras municipales nucleados en el gremio UPCN realizaron hoy un paro de actividades con marcha a la Municipalidad en reclamo de aumentos salariales y «en repudio a la decisión arbitraria e ilegítima» del intendente Julio Garro de cerrar la paritaria y «dejar el salario por debajo de la línea de pobreza».

El gremio pide una actualización del 35 %, el pago del bono de 60.000 pesos y un aumento con una base del 95 % anual en línea con la paritaria de estatales de la provincia. También reclaman que haya una garantía para que ningún trabajador gane menos de 140.000 pesos.

El paro se concentró en las oficinas de Control Urbano de 20 y 50 y luego una marcha se dirigió a las puertas de la Comuna. UPCN cuestiona el arreglo salarial que Garro hizo únicamente con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata (SOEMLP), a cargo de Darío Alfano, con quien sostiene una buena relación, pero sin convocar al resto de las organizaciones sindicales.

Ese convenio consistió en un aumento salarial del 30 % a cobrar con los haberes de julio y un 26 % en dos tramos: 15 % en septiembre y 11 % el mes siguiente. 

El gremio sostuvo que la medida de fuerza «se decidió luego de las denuncias realizadas por la UPCNBA al ministerio de Trabajo bonaerense, sobre la realización de paritarias en las cuales el gobierno municipal no citó debidamente a la organización gremial, impidiendo de esta manera su participación en las mesas de negociaciones sectoriales». 

UPCN señaló también que esa negociación salarial «dejó un sueldo por debajo de la línea de pobreza», por lo que reclamó «elevar todos los haberes municipales por encima del salario mínimo vital y móvil».

El secretario general de UPCN La Plata, Juan Pablo Martín, dijo que el sueldo actual de un trabajador municipal oscila entre 70.000 y 75.000 pesos. Según los valores de la canasta básica total que elabora el INDEC para medir la pobreza, una persona necesitó en agosto 92.000 pesos para no ser pobre; mientras que una familia de cuatro personas requirió 284.000 pesos.

El sindicato cuestionó que Garro no se presentó a la audiencia a la que había citado el Ministerio de Trabajo bonaerense. «Ante este accionar ilegal del Intendente Municipal Julio Garro, la cartera laboral citó al jefe comunal a una audiencia que debió realizarse en el día de ayer pero que fracasó por el incumplimiento de Garro», enfatizó. 

Ante esto, la cartera laboral volvió a convocar a un nuevo encuentro para mañana, 20 de septiembre, a las 10:30, «para que allí el Intendente brinde explicaciones sobre el cierre ilegal de la última paritaria municipal que se realizó sin la participación de UPCNBA, organización gremial que es legítima representante de los trabajadores municipales platenses», concluyó el comunicado sindical.