Represión en los alrededores del Congreso a la protesta contra la ley ómnibus

Mientras se desarrollaba la maratónica sesión, el desmesurado despliegue de seguridad avanzó contra manifestantes que se concentraron para expresar su rechazo al proyecto. Gendarmería, Prefectura y la Policía Federal accionó en base al “protocolo antipiquete”.

Momentos de tensión se vivieron durante la tarde del miércoles debido al avance represivo de las fuerzas de seguridad en las inmediaciones del Congreso, en el marco del tratamiento en Diputados de la ley ómnibus. En nombre del mentado “protocolo antipiquetes” de Patricia Bullrich, el desmesurado despliegue de Policía Federal, Prefectura y Gendarmería avanzó contra manifestantes que protestaban por el proyecto presentado por Javier Milei, con el aval explícito de la ministra de Seguridad.

“Con nosotros los piquetes a la vereda y los narcos a la cárcel”, fue el mensaje lanzado en las redes por Bullrich, al mismo tiempo que las fuerzas de seguridad comenzaron a avanzar de manera violenta para desplazar a cientos de personas que protestaban en el centro porteño y alrededores. La represión devino en varios heridos y al menos un detenido.

Una de las personas aprehendidas es un hombre chileno de 30 años, que quedó imputado de los delitos de “atentado y resistencia a la autoridad y lesiones, en perjuicio de dos agentes de la Prefectura Naval Argentina”, según la comunicación oficial. En tanto, según trascendió en los medios, el testimonio de varios manifestantes informó sobre represión con gases lacrimógenos y golpes de bastones. 

En ese marco, se conoció también el caso del diputado nacional del Frente de Izquierda Alejandro Vilca, reprimido por Prefectura en las inmediaciones del Congreso, mientras acompañaba a los manifestantes que se pronunciaban en contra de la ley Bases. La situación fue denunciada por el legislador del mismo espacio Nicolás Del Caño. 

Su par del FIT, Myriam Bregman, también se pronunció sobre el accionar de las fuerzas de seguridad, salió del recinto y se acercó a la protesta para señalar ante las cámaras de televisión que “Patricia Bullrich está montando un show para justificar la ley. Lo quieren tapar con esto”.

En esa línea, agregó: “Es lamentable que tantos sectores se presten a este mamarracho de Bullrich, provocar y provocar. Montó una provocación afuera», apuntó Bregman, y añadió que la ministra «quiere ver palos, sangre y represión”.

Cabe destacar que la sesión inició bajo un clima tenso, con un nivel de saturación de fuerzas de seguridad en los alrededores del Congreso que incluso motivó un señalamiento de parte de la CGT y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quienes llamaron la atención sobre la militarización de la zona en medio de la sesión. 

La tensión aumentó al detectarse la presencia dentro del mismo Congreso de Leonardo Sosa, fundador de Revolución Federal, grupo de ultraderecha vinculado al atentado a CFK. La presencia de Sosa -facilitada por La Libertad Avanza y, en particular, por Lilia Lemoine- fue denunciada en plena sesión por la diputada Cecilia Moreau.

La diputada Moreau interpeló al titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem, a quien solicitó: “Cuide la integridad de los diputados y las diputadas. Esta Cámara tiene el personal para hacerlo, pero además inmediatamente retire esta persona que está procesada en distintas causas judiciales y abra un sumario para ver quién fue el que lo invitó y le dio la pulsera a este señor Sosa que tanto se ha hecho notar desde este Parlamento en las redes sociales”.


SECCIONES