Milei en apuros: del «odio a la casta» a pedirle votos a JxC, Randazzo y hasta a la Izquierda

La reacción inmediata de Javier Milei tras los resultados del domingo fue tan explícita que ya se convirtió en material de memes: del discurso anticasta pegó el volantazo al pedir ayuda a todos los sectores posibles de la política que le permitan ampliar el electorado de cara al balotaje. Durante las últimas horas, el propio candidato de La Libertad Avanza informó en los medios que mantiene conversaciones con figuras como Mauricio Macri, Florencio Randazzo y hasta llegó a «invitar» al electorado del Frente de Izquierda a que lo acompañen en la segunda vuelta. 

Este viraje hacia el dialoguismo como última carta para ganarle a Unión por la Patria quedó a la luz en su discurso del domingo a la noche tras conocerse los resultados de las elecciones que lo dejaron seis puntos debajo de Sergio Massa. Allí, el libertario dejó en clara la convocatoria a «trabajar juntos» entre todos los sectores que «quieren un verdadero cambio».

En ese sentido, esta mañana se hicieron eco en la agenda mediática las recientes declaraciones de Milei donde reveló no solo las conversaciones que mantiene con dirigentes de otros espacios, sino que incluso ya evalúa repartir cargos a figuras del macrismo en caso de llegar a la presidencia.

«Tengo buena relación con Mauricio [Macri]. Yo lo escucho mucho. Valoro su experiencia y es muy valiosa», sostuvo Milei en declaraciones públicas, al mismo tiempo que envió sus loas al ex funcionario del kirchnerismo Florencio Randazzo. «Nosotros tenemos buena relación con Randazzo y tuvo una tarea destacable en la función publica y fue alguien que se le paró de manos a Cristina [Kirchner]. Es algo del núcleo duro que estamos formando», comentó en conversación con LN+.

El candidato libertario ya había informado durante la jornada del lunes que evalúa la chance de ofrecerle el cargo como ministra de Seguridad a Patricia Bullrich (a quien tildaba de «pone bombas» hasta hace pocas semanas atrás) y, como si fuera poco, incluir en un eventual equipo de gobierno a figuras de la izquierda en un Ministerio de Capital Humano. 

«Acá hubo una campaña dura y no hemos resuelto bien nuestras diferencias. Ahora bien, yo estoy dispuesto a hacer tabula rasa, yo estoy dispuesto a dejar todo en el pasado, a no remover nada con el objetivo que es ganarle al kirchnerismo», dijo Milei en la tarde del lunes a El Observador.

Esta nueva estrategia de cara a noviembre generó todo tipo de reacciones en la opinión pública, en un escenario donde el PRO (el gran derrotado del domingo, con Bullrich como cara visible) ahora está en pleno caos entre sus socios políticos por decidir qué posición tomarán a la hora de votar. Desde el radicalismo, por ejemplo, advirtieron que no acompañarían a La Libertad Avanza.

El apuro de Milei por reinventar su imagen y su armado electoral también hizo eco en el oficialismo, donde Axel Kicillof dijo observar «muy desorientado» al candidato libertario en su estrategia. «Ofrecerle un ministerio a [Miriam] Bregman y [Patricia] Bullrich lo convierten en un payaso. Proponer cargos por la tele a los demás partidos o revolearle un ministerio a Patricia Bullrich demuestran el amateurismo político de Milei», dijo el gobernador reelecto en comunicación con El Destape Radio.


Las partes y el todo

Por Lautaro Bravo El estado de fragmentación política en la Argentina actual se expresa en varias puntas. Al centro gravitacional que encarna el presidente Milei

Leer más »

SECCIONES