Milei dio a Posse el control de los medios públicos y más poder a su hermana Karina en la comunicación oficial

El gobierno tiene en la mira a los medios públicos. De hecho, son parte del listado de empresas que busca privatizar mediante la Ley Ómnibus. De esta manera, la decisión puede leerse como un nuevo paso para la privatización de los medios que se encuentran bajo la órbita del Estado.

El presidente Javier Milei le dio al jefe de Gabinete, Nicolás Posse, el control de los medios públicos, y sumó atribuciones a su hermana Karina MIlei en el área de la comunicación oficial. Las medidas que amplían el poder a estos dos funcionarios fueron establecidas con una modificación de la Ley de Ministerios a través de los decretos 110 y 111 publicados este viernes en el Boletín Oficial.

El Gobierno tiene en la mira a los medios públicos. De hecho, son parte del listado de empresas que busca privatizar mediante la ley ómnibus que trata la Cámara de Diputados y que en la tarde del viernes tendría la aprobación general. De esta manera, la decisión puede leerse como un nuevo paso para la privatización de los medios que se encuentran bajo la órbita del Estado.

Más que un simple cambio en la estructura del Estado, la medida otorga a Posse la atribución de «administrar y controlar los medios de difusión que se encuentran bajo la responsabilidad del Poder Ejecutivo Nacional». Se trata de Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado, Télam Sociedad del Estado y Contenidos Públicos Sociedad del Estado. Vale remarcar que esta última es la sociedad estatal encargada de la producción y distribución de los canales Encuentro, PakaPaka, DeporTV y el portal Contar.

También serán atribución de Posse «aquellas empresas del sector en las que la jurisdicción sea accionista», así como «entender en el lineamiento de las políticas referentes a Medios Públicos Nacionales y su instrumentación».

Además, se le encomendó a Posse «intervenir en la definición de la estrategia de comunicación y de contenidos realizada por canales y plataformas de comunicación directa del Estado Nacional con los ciudadanos».

Hasta el momento, los medios públicos estaban bajo la órbita de Eduardo Serenellini, secretario de Comunicación y Prensa, a quien la nueva medida dejó debilitado frente a Posse y Karina Milei.

El desfinanciamiento y la falta de una planificación de los medios fueron las primeras muestras de la postura de Milei para privatizar los medios públicos, que espera tener la aprobación del Congreso.

Por su parte, Dl decreto 111 otorga atribuciones formales a Karina Milei, ya que le traspasa funciones, estructuras y objetivos que hasta ahora también estaban bajo la órbita de Serenellini. La subsecretaria de Vocería (a cargo de Manuel Adorni) y de Comunicación de Gobierno (Javier Lanari) pasan a depender de la hermana del presidente.

Entre los objetivos que tendrá Karina Milei a partir de ahora estarán “entender en la difusión de las actividades del Sector Público Nacional y de los actos del Estado Nacional y en su relación institucional con los medios de comunicación”, y también “en la planificación, contratación y ejecución de la publicidad oficial de gestión centralizada y en la coordinación y ejecución de la publicidad oficial de gestión descentralizada”.

Así, la secretaria general concentra con este decreto todos los aspectos y medios relacionados con la comunicación presidencial, que van desde el manejo de redes sociales hasta lo relativo a las transmisiones de mensajes presidenciales.

La actual red de medios públicos garantiza el acceso a la comunicación en todo el territorio nacional. Son 35 canales y señales de televisión, 125 radios, una agencia de noticias con 28 corresponsalías y 102 estaciones de transmisión de la Televisión Digital Abierta. 


Antony Blinken

Visita neocolonial

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se reúne con el presidente Javier Milei con la mirada puesta en los recursos naturales.

Leer más »

SECCIONES