La inflación de abril fue del 8,4 % y acumuló un 108,8 % en el último año

El INDEC dio a conocer este viernes el índice inflacionario de abril, que superó el 8,4 %, la cifra más alta desde abril de 2002, a la salida de la convertibilidad. Según el organismo, la medición acumula en los primeros cuatro meses del año un aumento del 32 %, mientras que en términos interanuales fue del 108,8 %. 

La división que mayores incrementos registró fue prendas de vestir y calzado (10,8 %), pero la de mayor incidencia en el promedio general fue alimentos y bebidas no alcohólicas, que tuvo una preocupante suba en el mes, con un promedio de 10,1 %. 

En ese bloque, el aumento fue motorizado por las subas registradas en verduras, tubérculos y legumbres y en leche, productos lácteos y huevos, con incrementos superiores al promedio inflacionario e incluso superando los 20 puntos en algunos casos. Aunque los registros de aumentos en los principales cortes de carne se mantuvieron en niveles bajos respecto del promedio general, el bloque fue impulsado por derivados y carne aviar, con subas también por encima del 20 % en algunos casos. 

Los productos alimenticios lideran junto con educación las subas en los primeros cuatro meses del año, alcanzando los 41,2 puntos porcentuales en el acumulado de enero a abril. 

Los segmentos que tuvieron subas de precio por encima del 8,4 % general se completan con restaurantes y hoteles (9,9 %) y equipamiento y mantenimiento del hogar (8,6 %). 

El dato superó por casi un punto de diferencia a lo que habían proyectado las consultoras privadas consultadas por el Banco Central en el relevamiento de expectativas del mercado (REM), que estimaban una variación del 7,5 % promedio. 

Tras la difusión del informe del organismo estadístico, se espera que durante el fin de semana el equipo del ministro de Economía, Sergio Massa, se reúna para delinear un esquema de medidas que tiendan a romper con la tendencia alcista que se aceleró en los últimos meses. 

El viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, señaló en sus redes sociales que una parte de la fuerte suba de abril se explica por «aumentos preventivos» en muchos productos que se realizaron como cobertura ante los vaivenes cambiarios de la última parte del mes, que llevaron a las cotizaciones paralelas del dólar casi al orden de los 500 pesos. 

«Si bien algunos componentes del IPC Núcleo mostraron una importante desaceleración respecto de los elevados niveles de marzo, tal como la carne vacuna (2,7 %), otros componentes mantienen dinámicas aceleradas, como la carne avisar (26,4 %), lácteos (11,1 %), azúcar (10,6 %) y pan y cereales (8,5 %)», detalló el funcionario. Y concluyó: «Esto requerirá redoblar esfuerzos desde la macroeconomía, para poder concretar políticas que permitan mejorar las cuentas fiscales, la acumulación de reservas y la estabilidad cambiaria, como así también robustecer la política de ingresos».


SECCIONES