Kicillof: «Bullrich y Milei van al mismo lugar: a quitar derechos»

«A la gente hay que explicarle lo que significa poner las boletas Bullrich o la de Milei, la del ajuste o la de la motosierra. Las dos van en el mismo lugar: quitar derechos, es achicar, excluir, es poner en riesgo la producción nacional, es poner en riesgo la soberanía nacional, es poner en riesgo la Memoria, la Verdad y la Justicia», aseguró el gobernador Axel Kicillof, en el marco de las Jornadas por el Derecho al Futuro que en esta ocasión se llevaron adelante en la Facultad de Periodismo de Comunicación Social de la UNLP.

En esta oportunidad, el eje central fue el desarrollo, con diferentes mesas de debate que se extendieron desde las 10 hasta el cierre, a las 18 hs, que además del gobernador contó con la presencia de Andrea Varela (vicepresidenta de la UNLP), Carlos Bianco (jefe de Asesores del gobernador), Julio Alak (ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires) y Florencia Saintout (presidenta del Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires).

Kicillof se refirió durante su exposición a las ideas «de la ultraderecha contemporánea», a las cuales calificó «como un terraplanismo multidisciplinario que te dice que lo básico no es así», pero «aplicado a todos los órdenes de la vida». «Piensan que el monopolio es bueno, que las armas las tienen que tener los niños y que se pueden comprar libremente, piensan que no hace falta educación pública gratuita, piensan que no hace falta salud pública, piensan que no hubo 30.000 desaparecidos, piensan que el papa es el enviado del demonio», cuestionó.

Kicillof resaltó que «en cada rincón de la provincia de Buenos Aires empieza a surgir nuevamente la cuestión de la identidad bonaerense como una forma de defender lo propio y poner en valor nuestra integración». «Este proyecto, que se basa en la producción, el trabajo y la cultura popular, se construye de abajo hacia arriba y no requiere de menos Estado, sino al revés, de más Estado para abordar todo lo que todavía falta», afirmó.

En tanto, Bianco expresó que «esta es la novena jornada de Derecho al Futuro, un espacio que nos ha permitido poner en valor todo lo hecho en la provincia y reflexionar sobre todo lo que nos falta». «De cada experiencia nos llevamos conclusiones muy importantes que dan lugar a una hoja de ruta en materia de derechos», dijo.

«En este momento histórico en que nos debatimos entre dos modelos de país, proponemos un sistema científico tecnológico que no sea neutral, que aporte al desarrollo productivo y a la resolución de los problemas de nuestro país en clave soberana», explicó Varela.

Derecho al desarrollo
La jornada había iniciado a las 10 hs con una mesa de apertura en la que participaron Juan Manuel Padín (jefe de Gabinete de la Jefatura de Asesores del gobernador), Ayelen Sidun (decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP) y María Alejandra Wagner (decana de la Facultad de Trabajo Social de la UNLP).

«Es un gusto estar en la Facultad como un escenario para pensar el futuro. Agradecemos al Gobierno de la provincia que pueda pensar en la Universidad pública como un lugar para el debate y convocarla para idear su proyecto de gobierno. Derecho al Futuro es mucho más que un eslogan, es una manera de pensar la forma de gobernar y gestionar el Estado y ver qué modelo de país, provincia y cuidad queremos», aseguró la decana a dar la bienvenida.

Uno de los paneles más destacados fue sobre desarrollo de la comunidad, que tuvo inicio unos minutos después de las 14:30 con Andrés Larroque (ministro de Desarrollo de la Comunidad), Andrea Cáceres (directora provincial de Educación en el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia), Santiago Fidanza (subsecretario de Organización Comunitaria), Ayelén López (directora de Juventudes) y Leandro Lurati (subsecretario de Deportes).

En primer lugar, Larroque subrayó que «cuando Axel Kicillof llegó se encontró con un contexto de crisis macrista agravada por la pandemia», y que hoy «tenemos un gobernador sensible que sabe de lo que habla, conoce, y que ha recuperado la capacidad operativa y financiera de la provincia», además de «haber sostenido la bandera del peronismo». Asimismo, señaló que «toda acción política tiene que estar destinada a generar la felicidad de nuestro pueblo», y que «eso se hace a partir de la organización, de la conciencia y de pensar colectivamente», porque «el camino de la individualidad que nos proponen no es real», y que «hay que encontrar puntos en común», porque «el peronismo es un espacio de encuentro que se reúne en busca de un objetivo en común». Finalmente, afirmó: «Tenemos una responsabilidad enorme, porque la única posibilidad de que este país se realice es a través del peronismo».

Por otra parte, remarcó que «cuando llegamos en 2019 nos encontramos con un Ministerio olvidado en términos humanos y de recursos», que «solamente asistía a intendentes de un mismo color, y eso cambió radicalmente». Además, resaltó que «con esta gestión se restableció la capacidad operativa y presupuestaria del Ministerio», y destacó que «hoy en Guernica se está construyendo un barrio para 235 familias con toda la infraestructura», que «con el MESA más de dos millones de chicos reciben desayuno y merienda, lo que implica un esfuerzo presupuestario inmenso de 13.000 millones de pesos», y enumeró el aumento de las inversiones en programas como UDIS, Envión y Más Vida.

El panel de desarrollo con equidad de género se desarrolló desde las 16 hs con Estela Díaz (ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual), Mariana Segura (directora provincial de la Unidad de Políticas de Género y Diversidad del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos) y Melina Gobbi (docente e Investigadora de la Universidad de Buenos Aires) y moderación de Yanina Lamberti (investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y concejal de la ciudad de La Plata).

Para la ministra, frente a la avanzada de la derecha, «la discusión es un desarrollo inclusivo donde la justicia social es para nosotras y para nosotros, la independencia económica, la soberanía política, pero además para garantizar una justicia social. Que hoy tiene una clave feminista ineludible. Donde discutimos el trabajo productivo y el trabajo reproductivo y de la reproducción de la vida».

«Por eso es el odio al feminismo y a la perspectiva feminista. Porque la razón popular y feminista es una razón que radicaliza el debate de lo que está planteado como redistribución de la riqueza. La discusión del tiempo que viene tiene que ser un tiempo de la redistribución de la riqueza. No basta con crecimiento, no basta con generación de empleo, lo estamos viendo. La redistribución de la riqueza tiene que discutir cómo reducimos y cómo terminamos con la feminización y la infantilización de la pobreza. Que son los factores que hacen que este sistema se reproduzca cada vez con mayor desigualdad», concluyó.



Las partes y el todo

Por Lautaro Bravo El estado de fragmentación política en la Argentina actual se expresa en varias puntas. Al centro gravitacional que encarna el presidente Milei

Leer más »

SECCIONES