Gobernadores de provincias petroleras buscarán dar de baja el capítulo energético en la ley ómnibus

Gobernadores de las provincias petroleras argentinas se reunirán con legisladores de distintos bloques este miércoles para trazar estrategias que permitan modificar o eliminar treinta de los artículos que componen la denominada ley ómnibus en el capítulo referido a energía. 

Uno de los puntos más polémicos de la norma y que desató las negociaciones entre gobernadores para torcer el rumbo del megaproyecto envíado por el Ejecutivo al Congreso es la modificación a la denominada ley corta de hidrocarburos, que declara patrimonio de los Estados provinciales los recursos hidrocarburíferos que se encuentren en sus territorios. Según el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, la modificación que planteaba la renacionalización de los recursos se trató de un error en la redacción de la ley. 

Con el puntapié inicial de los gobernadores patagónicos y los cuestionamientos al capítulo que modifica el régimen federal de pesca, y en el que ya lograron modificaciones en la letra original de la norma, los gobernadores de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) buscarán frenar las modificaciones que impulsa Milei en el plano energético. La OFEPHI reúne a las provincias de Neuquén, Tierra del Fuego, Chubut, Santa Cruz, Río Negro, La Pampa, Salta, Jujuy, Mendoza y Formosa, que tienen actividad de exploración y explotación de petróleo y gas. 

Más allá de la enmienda en el articulado que preveía que fuera el Estado nacional el que tuviera la potestad de otorgar licencias de explotación hidrocarburífera, desplazando a las provincias, entre otros aspectos que trabajarán en la reunión del miércoles, que se realizará en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), se encuentra la privatización de YPF, a la que algunos de los mandatarios ya manifestaron su rechazo. 

Ignacio Torres, gobernador de Chubut e integrante de Juntos por el Cambio (fuerza aliada al oficialismo que trabaja actualmente en facilitarle el dictamen), se manifestó en contra de la venta de los activos del Estado en la petrolera y dijo que no le parece «inteligente» la propuesta. «A nosotros lo que nos interesa de YPF es que se labure. Hoy la prioridad tiene que ser generar laburo, crecer y exportar», afirmó en declaraciones radiales. En el Congreso, sobre este aspecto, los aliados de la Casa Rosada negocian que el texto discrimine a las 41 empresas del Estado que Milei propone privatizar para tratar cada caso por separado. 

Otro de los aspectos objetados tiene que ver con los derechos de exportación. Actualmente las exportaciones de hidrocarburos son alcanzadas por un 8 % de retenciones, pero en la ley Milei incluyó la posibilidad de que el Ejecutivo extienda ese monto al 15 %. 


SECCIONES