“Feria del Libro Urgente” y lecturas colectivas en defensa de las bibliotecas populares y la industria del libro

Bajo la consigna «Más libros, menos pobreza», el encuentro fue convocado por diferentes espacios que están movilizados para rechazar el DNU y la Ley Ómnibus. El Frente de Soberanía Cultural llevó adelante una actividad de lectura colectiva “Sí la vemos y la leemos”

En una nueva jornada en defensa de la cultura, el Frente de Soberanía Cultural participó de la “Feria del Libro Urgente” en la Plaza del Congreso para rechazar el mega DNU y la Ley Ómnibus donde se intenta derogar la Ley 25.542 de Defensa de la actividad librera y eliminar el fondo especial del cual dependen las bibliotecas populares. 

Bajo la consigna “menos libros, más pobreza”, la actividad reunió a los sectores vinculados a la industria del libro y la literatura, que comenzó con la “Feria del Libro Urgente” a cargo de librerías y editoriales.Continuó con una clase abierta con Liliana Heker, de la Unión de Escritoras y Escritores y del Centro de Estudiantes de Crítica de Artes de la Universidad Nacional. 

Al cierre de la jornada, se realizó la actividad “Sí la vemos y la leemos: lectura colectiva al congreso”, a cargo de el Frente de Soberanía Cultural, en donde leyeron Liliana Herrero, Raquel Robles, Federico Jeanmaire, Santiago Loza, Jorge Consiglio, Melina Varnavoglou, Laura Wittner, Gonzalo Heredia, Andi Nachón, Cecilia Szperling, Agustina Bazterrica, Betina González y Guillermo Martinez

En este marco, la escritora Liliana Heker expresó: “No solo estamos defendiendo la cultura sino la educación pública, porque la verdadera libertad es la libertad de elegir con las mejores condiciones. Todos nos ganamos la vida como podemos para poder tener la libertad de crear. Escribir es un trabajo. Un trabajo maravilloso si se puede hacer libremente”

“La palabra tiene un valor testimonial. Doble función del escritor. Por un lado tiene un compromiso con su obra, y como en este caso, el compromiso con la realidad, para contarla y comprenderla. La cultura es testimonio y lucha y por eso estamos acá”, completó. 

Asimismo, Liliana Herrero aseguró que estos encuentros están basados en “la construcción de comunidad: si no hay construcción de comunidad, si no hay colectivo sobre el cual nosotros podemos conversar, interrogarnos conjuntamente, no va a haber batalla ganada en este país”, porque “la gran tarea de este grupo oscuro que nos gobierna es la apología del sujeto como individualidad y como un arreglese quien pueda”. 

Por su parte, Guillermo Agüero, trabajador de la CONABIP, explicó: “Si se aprueba la desfinanciación nos están sacando el 80% del presupuesto, lo que deja a la CONABIP y a las bibliotecas populares al borde de cerrar sus puertas. Las bibliotecas populares son algo mucho más amplio, es un lugar de encuentro de nuestra sociedad, y todos se encuentran ahí, alrededor de la política del libro y de la política cultural”. 

Pablo Ruocco, de la librería Patio al Sur, dijo que la Ley Ómnibus pretende “desfinanciar espacios que en sí mismo no le restan dinero al Estado ni a ninguna otra entidad, sino que están autofinanciados, espacios como las bibliotecas populares, el Fondo Nacional de las Artes, el Instituto de la Música, del Teatro, y particularmente a las librerías, a las pequeñas editoriales y proyectos literarios, desregulando el precio del libro, lo que va a generar es una competencia muy desigual y desleal”.

La jornada fue convocada por Trabajadorxs de CONABIP; Bibliotecas Populares en Lucha Asociación de Dibujantes de Argentina; Unión de escritoras y escritores; Asociación Argentina de Traductores e Intérpretes; Cámara Argentina del Libro; Cámara Argentina de Papeleras, Librerías y Afines (CAPLA); Cámara Argentina de Librerías Independientes; Fundación El Libro; Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de la Argentina; Frente de Soberanía Cultural; “Colectivo” literatura para Niños, niñas y jóvenes; Tu Eterno Chicharrón, crítica de artes; Centro de Estudiantes Crítica Arte.

“Soberanía Cultural es un colectivo que reúne a artistas, gestores y productores artísticos, trabajadores y trabajadoras de la cultura. Algunos y algunas de nosotres somos poetas, bibliotecarios, diseñadores, editores, productores audiovisuales; integramos proyectos musicales, de artes escénicas, danza; inclusive formamos parte de la gestión estatal de la cultura en diferentes niveles. Pero, sobre todo, nos asumimos como trabajadores de la cultura, y defendemos el acceso, el desarrollo y la soberanía en materia cultural”, explicaron. 

El Frente de Soberanía Cultural viene realizando actividades semana tras semana para repudiar todo el articulado del paquete legislativo de Milei que apunta contra los entes culturales. El plan de acción comenzó con un plenario en el Teatro Argentino de La Plata, continuó con un encuentro de grupos de teatro y artes escénicas en esta misma Plaza del Congreso, con una convocatoria en Mar del Plata y un Musicazo el jueves pasado. Se trata de instancias previas de cara al Paro Nacional del 24/1 anunciado por la CGT.

Match: Nave- Mato Ruiz

Por R.G.M. “Los planetas que fulguraban para que nuestros deseos clavaran su vibrante canción /que sigue sonando, persigue su alma de veras/ para que la

Leer más »

SECCIONES