El FMI rebajó la meta de acumulación de reservas, pero pidió más ajuste fiscal

El Fondo Monetario Internacional anunció este lunes una rebaja en las metas de acumulación de reservas acordadas originalmente con Argentina en el marco del acuerdo que suplantó el fallido programa aprobado durante el macrismo por más de 44.000 millones de dólares. 

«El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas llegan a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre la cuarta revisión en el marco del acuerdo del Servicio Ampliado del Fondo», anunció el organismo. Se trata de la revisión que sigue el desempeño macroeconómico del país hasta diciembre pasado, que podría significar, en caso de aprobarse en el directorio, un nuevo desembolso de 5.300 millones de dólares. 

«Todos los criterios de desempeño cuantitativo hasta fines de diciembre de 2022 se cumplieron con cierto margen», sostuvieron los enviados del organismo. En esa línea, consideraron cumplida la meta fiscal (pautada en torno al 2,5 % de déficit, que alcanzó finalmente el 2,3 % en diciembre), la acumulación de reservas (que se incrementaron por encima de lo acordado) y el crecimiento económico. 

«Ante los desafíos de una sequía cada vez más severa, se necesita un paquete de políticas más sólido para salvaguardar la estabilidad macroeconómica, abordar el aumento de la inflación y los recientes reveses de políticas, así como garantizar el logro de los objetivos subyacentes del programa», sostuvieron. 

En ese marco, el número esperado de acumulación de reservas se reduce para el primer trimestre en más de 3.000 millones de dólares, que posibilitan el cumplimiento de la meta empantanada actualmente por la grave sequía que afecta al país. 

Más allá de este punto, el referido a la política fiscal fue el que mayor polémica despertó. En este apartado, el Fondo calificó de «imprevista» la aprobación de la moratoria jubilatoria que le permitirá a 800.000 personas acceder al beneficio, por lo que pidió mayor disciplina fiscal para suplir ese gasto, a los ojos del Fondo, inesperado. Entre las «medidas tempranas y decididas» para lograrlo, se espera la continuación del esquema de reducción y segmentación de subsidios. 

Este punto despertó una fuerte crítica de La Cámpora, conducida por el diputado nacional Máximo Kirchner, que cuestionó en un comunicado: «El comunicado de prensa del FMI deja en claro que, voten lo que voten los argentinos y las argentinas, la economía del país la decide el Fondo. ¿La democracia? Bien, gracias». 

Según la organización, que mantiene fuertes diferencias con el presidente y el rumbo de la política económica del Gobierno, «es claro que nada de lo que anunciaran el Fondo Monetario Internacional y Alberto Fernández en enero del 2022, con apoyo de Mauricio Macri, quien felicitó al Congreso argentino tras la votación del acuerdo con la Guerra ya iniciada, sucede y sucederá». 

«Tan caros como ineficientes los técnicos del FMI hablan ahora de ‘una situación imprevista’», cuestionaron desde La Cámpora, y señalaron las diferencias de tiempos entre la aprobación del préstamo récord que recibió Mauricio Macri (73 días, según apuntó la organización) y el proceso de debate y posterior aprobación del proyecto de moratoria previsional (aproximadamente 300 días). 

«O sea, darle a Mauricio Macri ¡50 mil millones de dólares en 73 días! es algo planificado. Pero una ley que beneficia a 800 mil argentinas y argentinos -por un monto bastantes veces menor- que trabajaron y cuya aprobación llevó más de 300 días, es algo imprevisto que requiere, en castellano básico: aplicar un ajuste, según indica el propio Comunicado del organismo», señalaron. 


Cinta abierta| Buendía

Por R.G.M. “Todo lo que  invento está super hecho ya/Mi mejor intento fue hecho hace tiempo por alguien más”. Desde el principio, Buendía aclara sus

Leer más »

SECCIONES