El cine argentino en peligro: Javier Milei achicó el INCAA y suspendió a trabajadores

A través de una resolución, el Gobierno nacional modificó la estructura organizativa del INCAA y suspendió a trabajadoras y trabajadores.

En medio del feroz ajuste que lleva adelante, el Gobierno nacional oficializó el cierre de áreas y la suspensión de trabajadoras y trabajadores del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

A través de la Resolución 62/2024, publicada hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional dispuso la modificación de la estructura organizativa del INCAA. La medida contempla el cierre de las gerencias de Fomento, Fiscalización a la Actividad Audiovisual, Exhibición y Audiencias, y Asuntos Internacionales e Institucionales, de donde sus trabajadores fueron suspendidos hasta nuevo aviso.

La resolución también establece «suprimir toda Unidad Organizativa creada en el ámbito del INCAA que no se corresponda con las aprobadas por la presente medida».

Entre los fundamentos de la resolución, que lleva la firma del presidente Carlos Luis Pirovano, se expresa que «en el contexto de la crisis económica general e importante déficit fiscal que atraviesa el país desde hace décadas, teniendo en cuenta que el INCAA obtiene los recursos de los aportes de toda la sociedad, y en aras de acompañar las políticas tomadas desde el Poder Ejecutivo Nacional para encausar la economía y adaptar el tamaño del Estado a sus funciones, se propicia una estructura que conlleve a mecanismos y procesos más ágiles, además de un menor costo presupuestario».

La paralización del INCAA era un hecho que venía denunciando el sector de la cultura, cuando el presidente Javier Milei presentó el proyecto de ley ómnibus en el Congreso, que proponía desfinanciar instituciones y organismos culturales. Si bien la medida no avanzó por falta de acuerdos, el Gobierno continúa con su plan a través de distintas resoluciones.

Tras la oficialización de la medida, la presidenta del Instituto Cultura de la provincia de Buenos Aires, Florencia Saintout, rechazó la medida y expresó que «el INCAA es una institución de fomento al cine argentino que es que nuestro cine, es nuestra lengua, es nuestro modo de contarnos, nuestra narrativa, nuestra soberanía».

En medio del fuerte ajuste y recorte de fondos nacionales, Provincia viene realizando un esfuerzo enorme para mantener en pie la cultura: «Vamos avanzando como podemos y sabiendo que la cultura es un derecho fundamental y que va de la mano, que las personas, yo lo digo siempre, las personas necesitamos comer, tener las cuatro comidas, pero necesitamos también hacer poesía, escuchar música, encontrarnos con otros».

ATE denunció la paralización del INCAA

A través de un comunicado, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denunció este domingo la paralización del Instituto Nacional de Cine Artes Audiovisuales (INCAA): «La gestión de (Carlos) Pirovano al frente del Incaa dio un paso más en la consolidación de un modelo que pretende destruir los cimientos de nuestra cinematografía».

En este marco, desde el gremio detallaron que con la resolución «desaparece la gerencia de Fomento y es reemplazada por una subgerencia de ‘Promoción’ con dos objetivos declarados: concursos y créditos bancarizados a los que muy pocos van a acceder. Sin exageraciones, con estas medidas desaparece la producción independiente de cine argentino, la producción de documentales y cualquier otro tipo de realización ajena a las lógicas del mercado. No vienen a ‘racionalizar el gasto del organismo en favor del fomento a la producción’, como habían declarado cínicamente. Toda especulación de que pensaban ajustar por otros lados pero mantener la política de fomento debe quedar en el olvido».

Otra gerencia afectada es la de Fiscalización, que es la encargada de «controlar el funcionamiento de la distribución y exhibición cinematográfica, garantizar la cuota de pantalla, la recaudación impositiva, y que en el último año había dado los primeros pasos necesarios en gravar a las plataformas». «La reducen a un departamento, fusionando con la CAEC, que califica las películas exhibidas en el país, y acortando sus funciones a la actualización del registro público de la actividad cinematográfica (RPACA)».

Según ATE, esta resolución «deja en condiciones inoperantes a Cine.Ar TV, Cine.Ar Play, el Cine Gaumont, los Espacios INCAA, Ventana Sur, el Festival de MDQ y los programas de exhibición».

«Se trata de decisiones que solo pueden surgir desde el más profundo desconocimiento y desde la más descarada improvisación, combinada con un trasnochado mesianismo ideológico. Todo muy lejos de la idoneidad requerida para decidir sobre los recursos y las políticas públicas cinematográficas, idoneidad que sí se le exige a las y los trabajadores».

Y recalcaron: «La nueva estructura es un mazazo para los trabajadores del INCAA, que ya estamos enfrentando el despido de un tercio del personal. El 19 de abril, otros 254 trabajadores de Fomento, Unidad Operativa de Gestión, CAEC, Fiscalización, Exhibición y Audiencias recibieron notificaciones indicando que a partir de este lunes deben dejar de asistir al trabajo y que pasan a un proceso de reasignación de funciones. A los trabajadores del Cine Gaumont se les pidió que no vayan, siendo un cine comercial que tiene el compromiso de exhibición con el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), el segundo festival de cine más importante del país que está ocurriendo en este momento; una contradicción e improvisación completa si se pretende que el Gaumont sea ‘el Teatro Colón del Cine Nacional’ como dijo Pirovano».

Las voces en defensa del cine argentino

Durante el fin de semana se realizó la XI entrega de los Premios Platino en el Teatro Gran Tlachco del parque Xcaret en la Riviera Maya, México, en donde actrices y actores argentinos salieron contra las políticas de ajuste de Milei y en defensa del cine nacional.

«Cómo explicar solo en un minuto que se está muriendo el mundo, el cambio climático, que se está muriendo la cultura, pero que en Argentina la están asesinando, cómo explicar el dolor, la impotencia, y, a la vez, el agradecimiento», expresó Andy Chango cuando subió al escenario para recibir el premio por mejor interpretación masculina de reparto en miniserie por El amor después del amor.

«Esta Argentina se está yendo mucho más rápido que el planeta». «La cultura que tanto amamos ya no va a existir más», sentenció el artista.

Por su parte, Cecilia Roth, quien fue reconocida por su enorme trayectoria, reflexionó: «Necesito decir que tenemos que cuidar nuestro cine, que siempre está en peligro, en un país o el otro. La comunidad iberoamericana es un solo cine, el que habla en español y en portugués, pero es un solo cine. Un solo país». «Cuando uno tiene problemas hay que estar atento, ayudarlo. No es que esté pidiendo ayuda, es que estoy pidiendo que tengamos conciencia del lugar que ocupamos en el mundo y que el español tiene que escucharse igual que otros idiomas».

«En nuestro país el problema es grave porque no solamente no se escucha, sino que puede dejar de existir. Estemos atentos, resistamos, y, como cuando era chica, convirtamos en verdad esa lucha, esa resistencia y esos sueños que tenemos por ese cine que hacemos».

Horas antes de los Premios Platinos, el colectivo Cine Argentino Unido mantuvo un encuentro para debatir sobre la actual situación del cine y la cultura en Argentina. Participaron Cecilia Roth, Juan Antonio Bayona, Dolores Fonzi, Santiago Mitre, Daniel Burman, Pablo Larrain, Alejandra Flechner, Marcelo Subiotto, Enzo Vogrincic, Lila Avilés, Santiago Korovsky, Pilar Gamboa, Lola Dueñas, Alice Braga, entre otros.

«El gobierno nacional ha declarado la guerra al sector audiovisual. De forma ilegal se ha desfinanciado, desprestigiado y desactivado una institución fundamental como es el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales», expresaron en un comunicado y agregaron: «La decisión de congelar y desmantelar las políticas de fomento industrial están generando miles de nuevos desocupados y la quiebra de cientos de pymes».

En este marco, actores y actrices recalcaron que «no solo nuestro cine está siendo atacado de forma brutal. También la educación. Nuestras universidades públicas son objeto de un vaciamiento inaceptable. Nos solidarizamos con la comunidad educativa». Y convocaron a marchar este 23 junto a las universidades nacionales, en defensa de la educación pública.


Oíd y ved, mortales…

El Sindicato Argentino de Boleros, que explota la Casa Suiza cada miércoles, estrenará en el día patrio su primera sesión audiovisual a través de su

Leer más »

SECCIONES