Día 1 de vacunación en provincia: un repaso por «el principio del fin de la pandemia»

Tras la llegada de la vacuna rusa Sputnik V, entró al fin en marcha el mentado plan de vacunación dispuesto por el gobierno en todo el territorio nacional. En territorio bonaerense, el puntapié inicial vino de la mano del mismísimo gobernador Axel Kicillof, primera figura de la plana mayor de la política en inocularse, como gesto a la sociedad para sellar lo que él definió como «el principio del fin de la pandemia».

El inicio del plan de vacunación de este martes terminó de cerrar la expectativa de las últimas semanas, donde sectores de la oposición y medios de comunicación afines intentaron cuestionar el operativo del gobierno, e incluso la efectividad misma de la Sputnik V. Lo cierto es que a lo largo del día de ayer comenzó la primera etapa de vacunación, con la provincia de Buenos Aires como uno de sus principales epicentros.

«Hoy empezó la campaña de vacunación más grande de la historia de la provincia, con una vacuna que no solo previene la enfermedad, sino que marca una revolución científica en la lucha contra el coronavirus», destacó Kicillof en una conferencia de prensa que brindó en el Salón Dorado de la Gobernación.

«En un gran balance general, en los lugares donde arrancó es muy bueno. Ahora se irá aceitando y ampliando hasta llegar a que al menos haya un hospital por distrito», señalaron a Contexto desde el sistema de salud de la provincia, en el transcurso de la primera jornada donde comenzó a vacunarse al personal de salud de las áreas de mayor riesgo en los nosocomios bonaerenses.

En la ciudad de La Plata, capital bonaerense y uno de los principales aglomerados urbanos del distrito donde se focaliza el plan, el médico terapista Sahar Tal Benzecry fue una de las primeras personas en recibir la vacuna. Como integrante del Policlínico San Martín, Benzecry fue uno de los primeros trabajadores en inocularse en las primeras horas de la jornada, junto a dos colegas más.

«No hay ninguna vacuna que tenga la evidencia rotunda, como vacunas que han llevado 10 años de desarrollo, pero la evidencia que hay es suficiente para vacunarse, y hablamos de evidencia científica», expresó el terapista en declaraciones al portal Infocielo.

El plan avanzó en la ciudad de Quilmes, donde este martes se aplicaron cuarenta de las novecientas vacunas que ya recibió el distrito. Macarena Barrios, trabajadora de limpieza en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital provincial Isidoro Iriarte de ese distrito, se convirtió en la primera persona en recibirla. En ese hospital se vacunaron cinco integrantes del equipo de salud. Además de Barrios, las primeras en recibir la vacuna fueron también Paola Juárez y María Arriola, enfermeras de UTI; la directora asociada del hospital, Graciela Rodríguez, y el secretario de Salud local, Jonatan Konfino.

«De esas primeras tandas, se organiza en grupos a los que se les da un turno que otorga el propio hospital en que trabaja la persona. Se hace en grupos para preservar la cadena de frío de las vacunas», informaron a Contexto sobre el modo de organización en los establecimientos en el primer día.

En tanto, desde Provincia fue solicitado que en los propios hospitales se empadrone a sus trabajadores en la plataforma digital dispuesta para anotarse en las vacunaciones. De esta manera, se apunta a un esquema operativo que dé prioridad a los integrantes de personal de mayor exposición al riesgo, según la situación de cada nosocomio.

Cabe recordar que en esta primera etapa del plan se prevé la vacunación de hombres y mujeres del sistema de salud, en tanto que la siguiente fase incluirá a trabajadores y trabajadoras de la seguridad y la educación; personas mayores de 60 años y aquellas de entre 18 y 59 años que integren grupos de riesgo por presentar enfermedades preexistentes.


SECCIONES