Denuncian más de cien despidos sin causa de trabajadores ferroviarios

La Unión Ferroviaria y la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles y Puertos Argentinos se declararon este lunes en estado de alerta y sesión permanente, tras la confirmación de 103 despedidos de la empresa de Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado. Repudiaron el hecho y solicitaron una reunión urgente con las autoridades del sector para el tratamiento de la situación.

La Administración libertaria de Javier Milei continúa con su plan de ajuste de la planta del Estado. Luego de dejar sin trabajo a centenares de trabajadores en distintos ministerios y organismos públicos en las últimas semanas, este lunes la Unión Ferroviaria y la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles y Puertos Argentinos (APDFA) denunciaron que hubo empleados que fueron «impedidos de ingresar a realizar sus tareas normales y habituales en la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (ADIFSE)», encargada de dirigir las obras de infraestructura ferroviaria de Trenes Argentinos.

De los 600 operarios totales de la empresa, fueron despedidos 103 trabajadores, señalaron los gremios, aunque la lista se va ampliando a medida que pasan las horas y con la llegada de nuevos telegramas. «Hay gente despedida que trabajó hace más de 10 años y hoy no pudo ni entrar a retirar sus cosas», denunciaron trabajadores en las puertas del edificio de Infraestructura y de Desarrollo del Capital Humano Ferroviario (DECAHF), ubicado en la Avenida Dr. Ramos Mejía al 1302, en el barrio porteño de Retiro, donde el personal de seguridad apostado no les permitía ingresar por los molinetes.

La Unión Ferroviaria repudió «enérgicamente» en un comunicado conjunto con la APDFA que «decenas de trabajadores fueron impedidos de ingresar a realizar sus tareas normales y habituales». Por este motivo se declararon en estado de alerta y sesión permanente en todo el ámbito ferroviario y exigieron con urgencia «una reunión con las autoridades competentes para el tratamiento de esta situación».

A su vez denunciaron que ADIFSE «se encuentra prácticamente inactiva desde hace unos meses», y detallaron que sus obras «son indispensables para el óptimo estado y desarrollo de la red ferroviaria, siendo un pilar fundamental la fuerza laboral para su realización». Y concluyeron: «Si se pretende que la Argentina se desarrolle y produzca, el Ferrocarril es una herramienta fundamental para lograrlo. Un país sin trenes, es una Nación sin futuro».

Las sedes de ADIF (Infraestructura) y DECAHF (Desarrollo del Capital Humano Ferroviario) comenzaron la jornada de este lunes con seguridad en la puerta. Según fuentes gremiales, entre los despedidos no habría contratados, sino empleados con años de antigüedad. Los trabajadores fueron bloqueados del sistema durante el fin de semana y este lunes se encontraron con el ingreso impedido desde los molinetes.

Estos despidos se enmarcan en la política de ajuste y achicamiento del Estado que puso en marcha el Gobierno de Javier Milei, que impactó en 15.000 trabajadores, según precisó la semana pasada el vocero presidencial, Manuel Adorni, dos días antes del paro nacional de ATE contra esa medida.


Oíd y ved, mortales…

El Sindicato Argentino de Boleros, que explota la Casa Suiza cada miércoles, estrenará en el día patrio su primera sesión audiovisual a través de su

Leer más »

SECCIONES