«Cocineras contra el hambre»: una nueva protesta contra la falta de alimentos en comedores comunitarios

"No nos está llegando la mercadería desde noviembre del año pasado", denunciaron
Foto: Victoria Gesualdi

Con una jornada de «ollas vacías», cocineras de comedores comunitarios se nuclearon en las puertas del Ministerio de Capital Humano en un nuevo reclamo por la suspensión de la entrega de alimentos por parte de la ministra Sandra Pettovello.

La jornada comenzó cerca de las 10 de la mañana en la histórico edificio del ex Ministerio de Desarrollo Social y en todas las delegaciones del país. Hasta allí llegaron con sus ollas y otros utensilios las cocineras que, nucleadas en organizaciones sociales, garantizan la comida de los comedores comunitarios del país, que, ante la decisión de la ministra de cortar el envió de alimentos, hoy por hoy se ven desbordados.

“Centenares de coordinadoras y cocineras de comedores populares debieron reducir al mínimo o interrumpir su actividad por falta de entregas de alimentos, este es el motivo principal de nuestra concentración frente a la cartera que conduce Pettovello”, señalaron en la convocartoria.

“Por cada comedor popular que cierra, familias enteras dejan de recibir un plato de comida. Niños y niñas quedan sin meriendas. Una red de contención en el barrio se extingue, lazos de solidaridad se deterioran, estrategias comunitarias de subsistencia se debilitan. Es entonces cuando los narcos no encuentran resistencias sociales, y se hacen lugares en comunidades aisladas y atomizadas sin la cobertura colectiva vecinal”, agregaron.

Ana Gamarra es cocinera del comedor Guerreras, de la Villa 1-11-14 de la Ciudad de Buenos Aires, y decidió participar de la jornada ante la situación que atraviesan. «No nos está llegando la mercadería desde noviembre del año pasado y la verdad que es una vergüenza de todo lo que ha pasado últimamente», explicó en diálogo con Contexto.

Vale recordar que bajo la gestión de Milei y su ministra Pettovello, el Gobierno nacional no envió fondos ni alimentos a los comedores comunitarios, ya que, según se detalló de manera oficial, se encuentra trabajando en un nuevo esquema «para transparentar la política alimentaria».

Este nuevo esquema, que no tiene aún fecha de puesta en marcha, «dio de baja el sistema de entrega discrecional de alimentos secos» para migrar hacia «la modalidad de transferencia monetaria directa a los comedores y asociaciones sin intermediación», según se informó de manera oficial. Más allá de este pronunciamiento, Pettovello eligió como nuevos intermediarios a la fundación CONIN y a las Iglesias Evangelicas.

Gamarra, que pertenece al Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), explicó que participaron de la primera concentración en las puertas de Capital Humano, cuando la ministra afirmó que no atendería a dirigentes sino a «personas con hambre» y «uno por uno», lo que derivó en la denominada «fila del hambre», que alcanzó unas 27 cuadras, y ninguna de las personas allí fueron atendidas por Pettovello.

La cocinera explicó que día a día aumentan las personas que asisten a los comedores. «La verdad que estamos desesperados, porque, como todos sabemos, la situación económica acá ya está peor. Incluso las familias que tienen trabajo en blanco o profesionales que no están llegando a pagar el alquiler o solo tienen para los gastos de alquiler y servicios y no llegan a los alimentos básicos vienen a los comedores», explicó.

Desde el FOL, como otras organizaciones sociales, vienen trabajando para garantizar no solo el alimento, sino también, con cuadrillas, la limpieza de los barrios, la educación a través de bachilleratos populares, la salud mediante cooperativas, la asistencia en materia de género. En este marco, el faltante de alimentos representa otro golpe que deben afrontar ahora con un Estado ausente. «Hay mucha gente que está contenida, no solamente con la comida. Familias que quedaron en situación de calle, somos nosotros los que acudimos, los que corremos, hacemos actividades para que puedan pagar su alquiler. Y la verdad que ahora que se metan con la comida es lamentable. Vamos a seguir luchando las compañeras porque no podemos estar viviendo cada día o escuchando cada día a las familias o a las niñeces que vienen al comedor con su tupper o su plato y que regresen vacías. Es lamentable lo que está pasando, la verdad», concluyó Gamarra.

Participaron de la jornada la Federación Nacional Territorial (FeNaT-CTAA), Libres del Sur, el Movimiento Argentina Rebelde, el Frente Popular Darío Santillán (FPDS), la Coordinadora por el Cambio Social, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el FPDS-Corriente Plurinacional y el Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social (MULCS).

Asimismo, estuvieron presentes los referentes del Movimiento 8 de Abril; FAR y Copa Marabunta; la Federación de Organizaciones de Base Autónoma (FOBA); la Organización Libre del Pueblo (OLP) Resistir y Luchar; el Movimiento Juana Azurduy; Arriba los que Luchan; el MTD Aníbal Verón y el MTR por la democracia directa, entre otros.


SECCIONES