28 C
La Plata, Argentina
martes, 19, febrero

Escuálidos: canción, llevame lejos…

Por Ramiro García Morete “Francisco: yo voy, armo la banda y en un año te venís”. Nicolás Badaracco estaba decidido. Aunque la supuesta razón para llegar a La Plata en aquel verano de 2012 no...

Julián Rossini: cuando la música habla

Por Ramiro García Morete Barcelona no es Mar del Plata. Aunque antes y durante, no paró de encontrar músicos coterráneos. “No sé qué hay… será el mar”, se preguntará. Aunque, a decir verdad, difícilmente haya...

Nitsuga Polo: elige tu propia aventura

Por Ramiro García Morete Un click en medio del bosque. En enero de 2018, mes en el que no oficia de preceptor en el colegio, tuvo tres semanas en soledad. La casa de Mar Azul...

Muy Cebados Crew: sobrados de actitud

Por Ramiro García Morete “Me cebé”. Cuando algo te gusta, se pierde la noción del tiempo. Y del riesgo. En eso el freestyle se parece bastante a la vida: cuando te lanzás ya no hay...

La Gobernadora: la ilustración al poder

Por Ramiro García Morete Cuando se quita el ropaje de Gobernadora, es una chica más. Como si eso no fuera un montón. R. V. (cuya identidad civil reservaremos por respeto a la investidura) tiene un...

Pels: volver al futuro

Por Ramiro García Morete En la canción “Día del padre” también es el Día de Niño. Tingo suele alterar los tiempos. No sólo alterando la linealidad cronológica, sino también jugando con saltos verbales. Al punto de...

“La obra de mi vida”: déjame soñar…

Por Ramiro García Morete A los quince años Natalia vio a Laura Valencia con una valija. La actriz y docente volvía de una gira y la adolescente -que vivía en Los Hornos pero llegaba a...

“Gancho”: un río de cosas que no controlamos

Por Ramiro García Morete Foto: Gentileza Augusto Grisotto “Tenemos la ilusión del plano/ de la línea del punto/ del minuto forzado por segundos/ que se deslizan de a uno/ ¿Qué pasa entonces?/ de acá hasta allá...

Se Va El Camello: la rueda mágica

Por Ramiro García Morete La escuela era esa. Ni el Normal 3 ni Bellas Artes, de donde se rateaban sistemáticamente. Entonces ninguno tenía celular ¿de qué otro modo hablar con tus amigos cuando tenés trece...

Gonzalo García Olivares: buena madera

Por Ramiro García Morete De chico, Gonzalo pasaba muchas horas en la casa de su abuela Eugenia. Se ve –o eso advierte– que miraba con particular atención el piso. En la clásica galería antigua, se...

Ultimas Noticias