Abierto ´24|Vanakara

Por R.G.M.

“La vida no es paraíso/ te manda al piso/ dale que va”. Vanakara nunca anduvo a paso ligero y despreocupado por ahí. Desde “La caída de todos los ídolos”(2015), un álbum cargado sentido y ambicioso hasta en su edición física, el proyecto encabezado por Juan Marano jamás se guardó nada. Se trata de una banda que tanto desde el texto como desde el sonido asume la densidad que se respira en el mundo que habitamos. Después de “Houdini” (2018) y cierto silencio, Vanakara prepara un nuevo álbum saldrá el 15 de marzo y cuyo primer anticipo  (“Mercado negro”) solo circula en algunos medios especialiozados. Allí un riff poderoso y un slide frenético dialogan sobre una batería contagiosa a puro hit hat abierto. “Vayas donde vayas hoy, cárcel de pantallas para vos/ que traen dolor de algún mercado negro para dos”, canta Marano a viva voz. Si bien las canciones de este material fueron compuestas en pandemia, hay algo del descontento y las imágenes trazadas que conversan perfectamente con la actualidad: “Dame la estopa y el querosén, mi voz de  aguardiente de Parisienn/ prendamos todo fuego”.

1 – ¿Qué es lo que más les gusta de su banda o proyecto?

Así que supongo que lo que más nos gusta de Vanakara es el conjunto de hechos que nos trajeron hasta este nuevo lanzamiento discográfico, y a este relanzamiento de la banda toda, a esta nueva formación humana, a estos nuevos tiempos en los que preferimos estar juntos en “tiempos donde siempre estamos solos”

Creo que también nos gusta lo que quedó del pasado, lo que sobrevivió al tiempo, las canciones que se re significaron, las letras que cobraron una actualidad que mete miedo. La nueva manera de interpretarlas…

Creo que nos gustan las cosas que no significaron nada en su momento y ahora cobran una dimensión novedosa para nosotros y que son novedades para los demás.  Creo que nos divierte todas las expectativas que tuvimos, las cosas que esperamos alguna vez y nunca llegaron, tal vez por suerte… seguramente sea por – buena – suerte:  “Será como tenga que ser”, repetimos muchas veces cuando esperamos que suceda algo, cuando tenemos que tomar decisiones.

Y probablemente lo que más nos guste de Vanakara, sean sus canciones.

2 – Tres discos.

1 – Luzbelito, por elegir un disco de los Redondos que hemos escuchado miles de veces solos, y muchas veces juntos. Por elegir un disco cuyo prólogo, Pablo Mercado, bajista de la banda, relata de memoria y pone un especial énfasis en la penumbra de la sala de ensayo cuando dice casi sonriendo y con el dedo índice levantado: “…Y ya lo sabemos, los hijos de puta, no descansan nunca. Zippo”


2 –  “La Caída de Todos los Ídolos” de la propia banda. (Sí. ¿Y?) Y esto se me ocurre porque es un disco que admiramos juntos, desde sus canciones hasta el arte de tapa. Porque muchas veces, el ejemplar que está apoyado en un estante de la sala de ensayo, es visto, tocado, usado, leído. Está puesto al lado de un BUDA de $2.500 que compré en un  bazar chino para ponerle onda a la sala. Entonces “La Caída…” es como un ídolo más que no cayó.


3 – Qué se yo. Tendría que pensar demasiado en un disco en tiempos de playlist. Se me hace difícil. Y hace tiempo dejé de hacer cosas que me cuesten demasiado. Lo hablaremos algún día con quien me ha invitado a esta entrevista. Como para dejar algo para después.

3 – ¿Con qué músico vivo o muerto te gustaría / hubiese gustado tocar?

Hablemos de los vivos, para no ponernos solemnes. No son tiempos. Supongo que en la banda tenemos ese denominador común en el Indio Solari. Pero dado que somos capaces de hablar hasta quedarnos sin lengua, me animo a decir que podría ser tan deseable tocar con el Indio, como tener una larga charla con él. Hay muchos y muy valiosos artistas que ponderamos y de los que hablamos a cada rato. De verdad son muchos, nacionales e internacionales,  pero ¿se imaginan lo que sería para tipos como nosotros que hablamos tanto, poder tener una charla con él? Puede ser tan grosso como tocarse unos temitas con su banda.

4 – Lo importante es la canción, el riff, el beat, el sonido.

Lo importante de una canción, es la canción, sobre todo la melodía. Una cosa que suena bien e incluso que tiene una producción del carajo, si no tiene una buena melodía, se desmorona. Pero la magia de una canción está en la melodía pero también en la sinergia que ocurre con todo lo demás. Eso amalgamado con el mensaje, crea una alquimia imposible de explicar sin empezar a chamuyar. Dado que nadie sabe bien porqué nos gusta lo que nos gusta. Creo que se trata de una mezcla homogénea inseparable, cuyos factores no son nada en sí mismos, y solo cobran sentido cuando cada parte está hilvanada con la melodía y la letra. Si aquello está bien y es honesto, las demás piezas se acomodan solas cuando hacen match con quien toma contacto con la canción. Es la única manera que esa frecuencia haga match con otra persona, con nosotros mismos. Eso hace que una canción signifique algo.

5 – Un verso de canción propia.

Estamos por lanzar un disco nuevo. O lo estamos lanzando. Así que me gustaría elegir dos. Uno de una vieja canción de Vanakara que se llama El Sendero, cuando dijimos.:“Ellos nunca pierden, ellos van por vos y tanto más igual que vos”
Y en el caso del nuevo disco, creo que el verso de abre  dice mucho: “Traigo del  vino “nuevo”; resaca de Superman”

6 – Un verso de Canción ajena

Estas de esas respuestas que cuestan un huevo responder porque depende del estado de ánimo del momento. Si andas optimista es una y si andás de capa baja, es otra. Creo que mientras respondo entra entrevista y tengo el privilegio de estar comiendo, me siento optimista pero de capa baja. Bebo un sorbo de agua fresca sacada de un dispenser (otro privilegio) y pienso en algo ricotero, pero no quiero ser redundante. Hace calor hoy, hay una invasión de mosquitos y tengo la remera pegada en la espalda y en el pecho. Hay un ventilador que gira lento y nauseabundo en un intento de aire fresco que no llega ni a fresco ni a aire. Estoy comiendo en un plato de plástico con un tenedor de plástico y pienso: “Debo estar en América del Sur”

7 –  ¿Todo vale dentro de una canción?

Todo.

8 – Tres Artistas para recomendar

1- Nina Ferrari

2 -Chuck Palahniuk
3 -Diego Cremonesi 

9 – Tres Películas para recomendar
 

Esto no lo hemos conversado nunca con la banda y tampoco hemos ido al cine juntos. Los músicos hablan mucho de músicos. O eso creo.

Así que para ahorrar tiempo voy a responder esto de modo más personal. Me gustan las películas boludas por lo general, pero tengo algunas más de culto como para quedar bien con la audiencia más sofisticada desde mi punto de vista

No son favoritas, son de mí culto… o son favoritas, pero no sé si para recomendar. De hecho, Irreversible no recomiendo que la miren.

El Gran Lebowski
Irreversible

Requiem por un sueño

10 Messi

¿Qué, ¿qué pasa con Messi?



11 – ¿Series?

Soy de las series maratónicas. Algunas las miro más de una vez. Las series por lo general cuando no me generan adicción y tengo que mirarlas todo el tiempo. Son el espacio que encuentro en mi casa con mi familia al irme a dormir y logro parar la mano, callar las voces de mi cabeza y desentenderme de los mandatos del querer ser, de la autoexigencia del día, del recuerdo de todo lo que pude ser y de lo poco que soy. ¿Ven? Ahora me agarraron de capa baja y es temprano para un traguito revitalizador. Better Call Saúl es una gran obra de arte.

12 – ¿Qué propondrías debatir, implementar, legalizar, impulsar?

La eutanasia.

13 – Referente político actual o histórico

Creo que están haciendo faltan nuevos referentes y cuadros políticos.

14 – Argentina 2024.

Argentina, gracias a su pueblo y por la riqueza de sus tierras, tiene una capacidad única de resiliencia. Pero vemos una degradación socio cultural que viene de décadas. Esto no es nuevo, pero, cuando esa degradación hace frecuencia con crisis económicas muy profundas, la cosa se convierte en una bomba de tiempo que más temprano que tarde, termina estallando y esa metralla, ese campo letal es bravo. Veo hace mucho tiempo con preocupación lo que pueda pasar en el país en materia social, económica, cultural, socioeconómica y política…

La degradación del tejido social es evidente. Pero también en los tiempos de crisis, acá, suelen remarcarse los lazos de solidaridad de lo mejor de nuestra sociedad. Pero el peligro de un Estado tan lejano de los problemas reales de la economía real, sumado a la distancia que mantienen la mayoría de los dirigentes políticos, desde los legisladores nacionales hasta los ministros en las provincias, es tal, que siento que todavía no está del todo clara la contracara de los que estamos viviendo en estos tiempos.  Alguien surgirá como antítesis. Toda crisis termina, a veces tarde, en recuperación y orden. El asunto es que no todos van a sobrevivir a este colapso.

Los desastres sociales, políticos y culturales tienen inercia de generaciones enteras. Como nosotros mismos que todavía estamos viviendo parte de la degradación socio cultural que vivimos en los años 90´s con su consecuente crisis política y económica del 2001. Como en ese momento, arrastraba la Argentina lo causado desde 1976 con las políticas aplicadas durante el Golpe Cívico Eclesiástico y Militar, cuando no nos habíamos terminado de recuperar de la Fusiladora del 55.

Ya todos sabemos – y en esto no hay mucha grieta – que la Argentina está inmersa en un loop del cual ha costado salir debido a factores que mejor explican economistas, politólogos, historiadores, sociólogos, etc…  Nosotros solamente podemos tratar de explicar el pasado, el presente y el futuro a través de las canciones, o del arte en general.  “Mercado Negro” fue escrito durante la Pandemia. Creo que allí hay mucho de lo que se veía venir, tan claro y nítido como todo Mercado Negro.

15 –  El futuro.

Depende de lo que construyamos hoy, y de lo que valga la pena intentar destruir. Pero si no es en conjunto, solidario y de acuerdos, entonces el futuro va a ser una  verga. 
La humanidad siempre intentó mejorar su calidad de vida al mismo tiempo que se fagocita a sí misma en ese rollo del desarrollo y de la supuesta cosa del progreso.  Y como diría Carlín- en otras palabras- no se trata de EL Planeta, por ejemplo. Se trata de nosotros. EL mundo hoy es casi un polvorín. En 2023 estuvimos a poco de una guerra nuclear con algunos eventos que pasaron desapercibidos. Pero la tensión se siente y quienes manejas los hilos parecen estar cada vez más dispuestos a joder con esos botones rojos que nos dejarían hechos un fósforo quemado. En eso no hemos avanzado tanto como creemos o como querríamos desde la Guerra Fría. 

16 – La libertad

¿Qué libertad?

17 – Vinilo, Cassette, Spotify, Youtube 

Soy del Spotify en lo personal. Quizá por cuestiones económica. Pero con la banda siempre nos pasamos música por Spotify. No recuerdo que caiga Seba Bélgamo, baterista  o Fede Pesci, guitarrista o Facu Da Silva Sequeira (teclados) con un disco en la mano para escuchar alguna cosa. Siempre es un link de Spotify o YouTube.

18. Instagram , Tik Tok

Solemos usar Instagram para comunicar.

19 – Lenguaje Inclusivo.

No lo usamos mucho o todo el tiempo. Que la gente hable y escriba como se le cante. A mí qué me importa. Yo no lo uso para escribir ni para hablar de manera permanente. Hecho mano cuando lo necesito, como hecho mano del inglés cuando lo necesito. El lenguaje es cosa viva, en la actualidad los cambios en el lenguaje y los modismos van a velocidades de redes.

En otro orden de cosas, por un lado lo defiendo cuando veo a quiénes les toca el culo. Más por su reacción que por otra cosa. También me molesta cuando lo convierten en una cuestión de agenda de primer orden.

El lenguaje está vivo y a nadie le importa lo que nosotros tengamos para decir sobre ello. Sobre todo porque los que tienen la batuta en esto son los más jóvenes, creo. El promedio de edad en VANAKARA es de 34 años. Ya estamos más para aprender que para ponernos a enseñar, algo así como lo que dijo el Indio Solari en Olavarría la vez del quilombo con los redondos.


Pero el lenguaje es cosa viva y no tiene dueño. El que quiera ser conservador en eso, está bien, pero que no joda. Y el que quiera meterle progre a todo, que lo haga, pero que tampoco joda.

Nosotros en la banda a veces lo usamos. Recuerdo conversaciones en las que hemos usado el llamado lenguaje inclusivo de una manera  muy natural. En las canciones todavía no apareció alguna palabra que toque ese hilito tan sensible por ahora. Ya va a aparecer, supongo.

20 – Influencers.
 
Nuestras familias y amigos,para bien o para mal, son las personas que más nos influencian.

21 –  Lookearse

Nos gusta empilchar con alguna cosa al tono del show que damos. Además es una buena oportunidad para estrenar alguna cosa. Es un evento escénico y la ropa, de aquí en adelante “el vestuario”,  también arroja un mensaje, de algún modo.

Como dice la consigna de esta pregunta, “tocar así nomás” también es un mensaje. Es un look también en realidad. Yo a veces uso botas texanas y a veces zapatillas, por ejemplo. Odio como me quedan los pantalones cortos. Pero si te subís con un pantalón de fútbol y unas ojotas, también estás diciendo algo. Una vez que estás arriba de un escenario, están mostrando todo. A veces dudo de que exista realmente eso de tocar así nomás. Siempre que hay escenario hay puesta en escena. Ergo…

22 El Rock

Ah, mi viejo amigo…


23 ¿Rap o Trap?

Supongo que hablamos de la llamada actual música urbana. No entiendo la dicotomía en lo musical que se ha generado desde mitad de la década anterior a hoy. Sí es claro y divertido el choque generacional. La cosa está siempre en lo que los más pibes andan tramando. Aun cuando se trate de reinventar o descubrir cosas que ya tienen sus años.

Recuerdo un teclado Casio minitecla que me compré en los 90, que me lo compró mi viejo para una Navidad, recuerdo que venía con un ritmo llamado Trap. Lo usaba de base para hacer canciones con mi primera banda.  ¿Sabés que pasa, muchacho? Que si hay un Estribillo, entonces es canción. Andamiala como quieras.

24. Algo para decir.

Sigan a Vanakara en Instagram:  @vanakara.vnk

Cinta abierta| Buendía

Por R.G.M. “Todo lo que  invento está super hecho ya/Mi mejor intento fue hecho hace tiempo por alguien más”. Desde el principio, Buendía aclara sus

Leer más »

SECCIONES