Villarruel habilitó el debate del DNU en el Senado y reavivó la interna libertaria

El Senado de la Nación finalmente tratará este jueves el polémico mega DNU que firmó Javier Milei a poco de comenzar su gestión, a pesar de los intentos de retrasar la discusión dando tratamiento a otros decretos que quedaron pendientes del Gobierno de Alberto Fernández. 

Tras reiterados pedidos de la oposición, la vicepresidenta y titular del Senado, Victoria Villarruel, habilitó la incorporación de la norma al temario para la sesión del jueves y desató la furia del presidente, que a su clásico bombardeo por redes sociales sumó un comunicado oficial de la Presidencia en el que cuestiona fuertemente el rol de Villarruel. 

Antes de conocerse la postura oficial del Gobierno, durante la mañana abundaron los señalamientos a la vice de parte del ejército de trolls en redes sociales. Uno de los mensajes reposteados por el presidente sostenía que, en caso de caerse el decreto, «hay que colgarla de la Plaza». 

«En la previa a la firma del Pacto de Mayo, convocada por el Poder Ejecutivo con el objetivo de reconstruir las bases de la República Argentina, la Oficina del Presidente expresa su preocupación por la decisión unilateral de algunos sectores de la clase política que pretenden avanzar con una agenda propia e inconsulta, a fin de entorpecer las negociaciones y el diálogo entre los distintos sectores de la dirigencia política», comienza el comunicado que se conoció durante la tarde del miércoles. 

El documento cuestiona el «tratamiento apresurado del DNU 70/2023» y la fallida sesión en Diputados por el tratamiento de una nueva fórmula de actualización jubilatoria (que también implicará un problema para las alianzas que el oficialismo pueda alcanzar en el Congreso), y señala que la potencial caída del DNU «conllevaría un grave retroceso en los derechos y necesidades del pueblo argentino». 

«El Gobierno Nacional espera que el Poder Legislativo no se deje cautivar por el canto de sirena de quienes pretenden ‘anotarse’ victorias de corto plazo en detrimento del futuro de los 45 millones de argentino», expresa. 

Los intentos de Villarruel por retrasar el tratamiento del decreto se vieron truncados cuando un grupo de senadores opositores encabezados por Carlos Espínola (Corrientes) y Eduardo Kueider (Entre Ríos) elevaron una nota solicitando el llamado a una sesión especial para el tratamiento del DNU. 

Desde la oposición confían en que el número de rechazos puede superar las adhesiones, ya que Unión por la Patria tiene 30 senadores, a los que se sumarían algunos representantes que responden a los gobernadores. También podrían sumarse al rechazo algunos legisladores de la UCR que ya se mostraron críticos del decreto. 

En caso de que se caiga el decreto, en lo que sería la segunda derrota legislativa del Gobierno de Milei, el DNU debe ser analizado por Diputados para su definitivo rechazo. 


Oíd y ved, mortales…

El Sindicato Argentino de Boleros, que explota la Casa Suiza cada miércoles, estrenará en el día patrio su primera sesión audiovisual a través de su

Leer más »

SECCIONES