Teresa García: «Si no se pone en debate central la proscripción de Cristina, la mesa política no sirve»

En pleno marco de la reunión de la mesa política del Frente de Todos, desde las bases militantes y sectores políticos empiezan a hacer sentir el reclamo por ubicar a Cristina Fernández de Kirchner en el centro del debate. Una de esas voces es la de la senadora bonaerense Teresa García, quien el jueves por la tarde estuvo en la ciudad de La Plata, donde brindó una charla abierta a la comunidad y dejó varias definiciones de cara al rumbo a seguir en el Frente de Todos.

El encuentro tuvo lugar en 8 y 50, en plena antesala del encuentro de la mesa política donde, de aquí en más, se comenzarán a trazar las líneas estratégicas electorales de cara a los comicios de este año. En ese marco, García aprovechó la ocasión para enviar un fuerte mensaje a la militancia, con el eje puesto en la figura de la vicepresidenta y la necesidad de movilizar a la militancia y las dirigencias y de romper su proscripción y reafirmar su rol protagónico como único cuadro capaz de aglutinar al campo nacional y popular.

«Si no se pone en debate la proscripción de Cristina, la mesa política no sirve. Es inadmisible estar planteando una mesa de diseño electoral, político, de análisis de gestión, si previamente no se considera la situación grave por la que atraviesa la dirigente del espacio político y del peronismo con más adhesión popular», expresó la jefa de bloque del bloque oficialista en el Senado bonaerense.

«Esto es lo mismo que fuéramos a una semifinal con Messi en el banco amonestado injustamente y el resto del equipo fingiendo demencia. No entiendo. Tiene que ser central, no sólo un aspecto de la mesa», explicó.

Como otras figuras que ya empezaron a pronunciarse en los últimos tiempos dentro del frente de Todos, García hizo un fuerte hincapié en discutir los riesgos de priorizar miradas electoralistas mientras el poder judicial continúa operando para restringir y aislar a la principal líder política del país. Asimismo, hizo un llamado de atención sobre el rumbo que cobró la gestión de Alberto Fernández en materia económica y las consecuencias a nivel político y social.

«No es posible hacer política pensando solamente en un diseño electoral, un diseño de los instrumentos electorales. La gestión se traduce en política. ¿Con qué cara vamos a ir a tocar timbre a un centro de jubilados si tenemos esta situación producto de que no se vota en el Congreso una ley, qué le vamos a decir?¿Qué vamos a hacer con los inquilinos, con el pago al Fondo, con las políticas sociales?», dijo la legisladora. 

«La sociedad, nuestro pueblo, es mucho más inteligente que lo que los dirigentes perciben. La gente se da cuenta cuándo la dirigencia política le miente. El gran valor de Perón, Evita, Néstor y Cristina es de haberle dicho la verdad a la gente, cosa que no ha ocurrido en esta etapa», agregó.

En ese marco, la senadora realizó un fuerte llamado a la militancia a «misionar» -tal como lo definió- para recuperar el trabajo territorial cara a cara con la comunidad, con el objetivo de recuperar el rumbo popular que buscó originalmente encarnar el Frente de Todos y que hoy encuentra sus aguas divididas.

«Nosotros hemos perdido las entidades intermedias. No tenemos los clubes de barrio, no tenemos las cooperadoras escolares. El peronismo fue abandonado como política. Se ve que no hemos leído bien ‘La Comunidad Organizada’, que es lo único que sobrevive. Lo decía el General, solo la organización vence al tiempo. Esa organización innata, a veces desprolija, tironeada. Tenemos que misionar y tenemos el diamante del discurso que es Cristina», dijo.

«La conducción es la conducción. Y mi conducción es Cristina. Si ella dice me parece que hay que ir para allá, hay que ir. Si dice ‘me parece que desde el peronismo no tenemos que entregar la historia que construimos’, no la entregaremos. A veces se enroscan sobre ‘quién va a ser el candidato. No hay posibilidad en este país de que haya un candidato en el peronismo sin la bendición de Cristina», sostuvo.


SECCIONES