Presentaron un proyecto de pensión reparatoria para personas mayores travestis y trans

Contemplando la expectativa de vida y las violaciones a sus derechos humanos, la iniciativa propone una reparación a personas travestis y trans de más de 40 años. "El Estado tiene que reparar e incluir allí donde históricamente discriminó, violentó y excluyó", manifestaron.

En el marco del Día Internacional Contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género, la diputada del Frente de Todos Gabriela Estévez, la Liga LGBTIQ+ de las Provincias y la Convocatoria Federal Trans y Travesti Argentina presentaron un proyecto de ley para reparar la violación de los derechos humanos de las personas mayores travestis y trans, incluyéndolas en el sistema de seguridad social para que puedan atravesar la vejez dignamente.

De manera virtual, Estévez presentó el proyecto con las diputadas firmantes Mónica Macha y Jimena López y con representantes de organizaciones de todo el país. Fueron de la partida Claudia Vásquez Haro (Otrans Argentina, La Plata, Buenos Aires), Karin Tuma (Devenir Diverse, Bell Ville, Córdoba), Dalex Ariadna Gallozo (Identidades Trans, Resistencia, Chaco), Julieta Antúnez Ríos (PJ Diversidad, Mendoza, Mendoza), Ángeles Zuñiga (Juntxs y Diversxs, Santa Rosa, La Pampa) y Sebastián Zocaiky (Colectivo 108, Posadas, Misiones), entre otres activistas.

Además, acompañaron la presentación familiares de Lucía «La Loba» Torres Mandilla, activista trans de la ciudad de Paraná, víctima de un transfeminicidio en el año 2019. Esta ley llevará su nombre.

Durante el acto, Vásquez Haro celebró la presentación de la normativa, resaltó el trabajo «de las organizaciones de la sociedad civil que a lo largo y ancho del país vienen militando hace muchísimos años», y destacó que «es un orgullo estar viviendo este momento».

«Tengo 47 años de edad, sabemos muy bien que la expectativa de nuestro colectivo no supera los 40 años. Me puedo arrogar el rol de sobreviviente. Estoy viviendo este momento de nuestra historia, que es la historia viva», dijo la representante de Otrans y la Convocatoria Federal Travesti Trans.

Vásquez Haro explicó que «este proyecto tiene como principal objetivo esa reparación para personas travestis y trans mayores de 40 años», y se refirió a las violencias institucionales como «un capítulo de la violación a los derechos humanos de nuestro colectivo en Argentina». «Yo siempre digo, espero que algún día algún presidente o presidenta pida perdón por los crímenes contra travestis y trans, producto de los códigos de faltas y los edictos policiales», sostuvo.

El proyecto propone la creación de una pensión reparatoria para personas mayores travestis y trans que tengan 40 o más años de edad.

Vale destacar que según la «Primera Encuesta sobre Población Trans 2012: Travestis, Transexuales, Transgéneros», realizada por el INADI y el INDEC, el promedio de vida de las personas trans es muy bajo: entre 35,5 y 41 años. La encuesta hizo partícipe a 209 personas; 73 de ellas (35 %) expusieron que abandonaron la escuela porque las discriminaban; el 20 % declaró no realizar ninguna actividad por la que obtenga dinero; el 80 % restante dijo que se prostituía o tenía trabajos informales. La policía apareció como la institución considerada como causante de graves hechos de discriminación y violencia, en un 83 % para las mujeres trans y en un 40 % para los hombres trans.

En ese sentido, Vásquez Haro explicó que «nuestra vejez no es la misma vejez que la de una persona cisheterosexual, teniendo en cuenta que nosotras tenemos una expectativa de vida de 35 a 40 años». «La vejez es una construcción sociocultural. Las personas travestis y trans llegamos a la vejez antes y en peores condiciones sociales, físicas y emocionales que las personas cis como consecuencia de la violencia institucional, la exclusión del sistema de salud, la discriminación laboral y, en definitiva, la vulneración de todos nuestros derechos», agregó. La dirigente llamó a «entender la vejez travesti trans» y destacó que «este proyecto nos va a permitir que las compañeras travestis y trans puedan tener un ingreso básico».

«El Estado tiene que reparar e incluir allí donde históricamente discriminó, violentó y excluyó», concluyó.

En la misma línea, la diputada Estévez pidió el pronunciamiento del Ejecutivo nacional. «El Estado argentino tiene que pedir perdón por la violación de los derechos humanos del colectivo travesti y trans. Solo partiendo del reconocimiento de la responsabilidad del Estado en la vulneración histórica, estructural y sistemática de los derechos fundamentales de las personas travestis y trans podremos profundizar el camino de reconocimiento, reparación e inclusión que comenzamos en 2012 con la Ley de Identidad de Género», afirmó.

«Este proyecto se propone como un aporte a ese proceso, incluyendo en la seguridad social a las personas travestis y trans mayores que han sobrevivido a la discriminación y la violencia para que puedan transitar la última etapa del curso de sus vidas con mayor dignidad», agregó.

Karin Tuma destacó que «este es un proyecto que nació del territorio, de las organizaciones travestis y trans de todo el país. Por ello tiene una mirada inequívocamente universal y federal sobre el alcance y el ejercicio de los derechos que reconoce».

«Esperamos que el Congreso pueda avanzar en su tratamiento y aprobación prontamente para que las personas travestis y trans sobrevivientes puedan pasar a sentirse cuidadas por ese Estado que durante tanto tiempo las abandonó», añadió.


Oíd y ved, mortales…

El Sindicato Argentino de Boleros, que explota la Casa Suiza cada miércoles, estrenará en el día patrio su primera sesión audiovisual a través de su

Leer más »

SECCIONES