Massa en la UIA: críticas a Milei y Bullrich, anuncios para pymes y llamado a la «unidad nacional»

Con críticas a las propuestas económicas de la oposición y dardos cruzados con el titular de la Unión Industrial Argentina, el ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, participó de la tradicional cita anual de la UIA por el Día de la Industria Argentina. 

La cita fue en Entre Ríos, donde el funcionario compartió escenario con el gobernador provincial, Gustavo Bordet; el titular de la cámara empresaria industrial, Daniel Funes de Rioja; y el titular de la filial local, Gabriel Bourdin. Este año, al marco que aporta el proceso electoral, se sumó el estrés económico que provocó la devaluación del 20 % que pidió el FMI tras las PASO y el rechazo empresarial al bono anunciado por el ministro durante el fin de semana para trabajadores registrados del sector privado y público nacional. 

La UIA fue una de las cámaras que rápidamente, tras el anuncio de Massa, emitió un comunicado de rechazo de la medida adoptada para recomponer el poder de compra de los salarios, aunque habían aclarado que cumplirían con lo establecido por la norma. «La excepcionalidad de la situación llevó a una decisión que no compartimos, pero una cosa es no compartir y otra es no respetar. Hay muchas cosas que estamos en desacuerdo, pero somos respetuosos de la ley», reafirmó Funes de Rioja en el acto. 

En ese contexto, Massa realizó una exposición que en gran medida ocupó para responder a las críticas realizadas por el titular de la UIA respecto del pago de la suma fija y la aplicación de controles a las importaciones. Al mismo tiempo, hizo lugar al pedido del gobernador de Entre Ríos y explicó con críticas el modelo de dolarización de Javier Milei y el de «dolarización cobarde», como definió al plan bimonetario que propone Patricia Bullrich. 

«Hace un año decidimos asumir otra responsabilidad para navegar una crisis que tiene un primer origen en un cepo espantoso que tiene la economía argentina», comenzó el ministro, y le planteó un desafío al auditorio: «Siempre que participo de algún evento industrial hago la misma pregunta: quién de acá tuvo una convocatoria. En general pasa lo mismo: nos da vergüenza decirlo porque es un proceso de crisis, de dificultad en el que aparece el despido de trabajadores con menos derechos, la licuación de pasivos, y la figura del síndico que convive en las decisiones con muchos de ustedes». 

En esa línea, expresó que «Argentina en el 2018, con crédito de 44.000 millones de dólares, entró en convocatoria, y desde ese momento convive con un síndico que cada 90 días nos mira las cuentas», y enfatizó: «Ese síndico que nos dice ‘ustedes no pueden importar más de tanto’, y que si le hubiésemos hecho caso Argentina hace un año y medio estaría en recesión, porque eso es lo que pedía el Fondo: 100 % de devaluación y congelamiento de las importaciones». 

En ese marco, recogió otro de los planteos de la UIA en contra de las SIRAS (Sistema de Importación de la República Argentina), utilizado como mecanismo para cuidar las reservas internacionales, y justificó que se implementó «en medio de la peor sequía de la historia argentina». «No me gustan las SIRAS, pero Argentina arrancó el año pensando que iba a comprar por 100.000 millones de dólares y que iba a vender por 110.000 millones. Esa era la planificación de cualquier economista el año pasado», recordó Massa, y anunció que en el marco de la mayor acumulación de reservas durante agosto, se liberarán las SIRAS pendientes para todas las pymes industriales. 

Por otro lado, el ministro criticó el plan de dolarización que impulsa Javier Milei y el proyecto de bimonetarismo que plantea Patricia Bullrich, al que calificó como «dolarización cobarde», ya que ambos «destruyen los procesos industriales». 

«Lo que termina pasando es que los costos, los salarios, los impuestos y las tasas destruyen los procesos industriales, entre otras cosas, porque como no sos el emisor de tu moneda no sos el que define la tasa de interés; pero, además, como tenés que pedir prestada esa moneda siempre estás por arriba de la tasa promedio internacional; y como además tenés que hacerte del físico y tenés que pagar para hacerlo, con lo cual todavía tenés que pagar mucho más», sostuvo. 


SECCIONES