Cruces, chicanas y repercusiones que dejó la segunda ronda del debate presidencial 

El segundo debate de candidatos fue, como se esperaba, más picante que el desarrollado hace una semana en Santiago del Estero. Aquella primera experiencia, con dos claras figuras que polarizaron y acapararon toda la atención en el debate de sus propuestas económicas, como Sergio Massa y Javier Milei, impulsó a los otros candidatos a elevar el tono para intentar acercarse a lo que hasta ahora parece preanunciar un balotaje entre esas dos figuras. 

El candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, evitó la confrontación en los tonos propuestos por Patricia Bullrich y Javier Milei, y apostó por desarrollar sus propuestas en materia de seguridad, trabajo y vivienda. Entre otros ejes, propuso trabajar la seguridad desde la prevención, la creación de una fuerza federal de élite con sede en Rosario a la que describió como «un FBI argentino», y un tercer eje anclado en la rendición de cuentas de parte del Poder Judicial. 

«Casa común y casa propia son el desafío de los próximos cuatro años. Estamos trabajando para que puedas tener acceso a un crédito hipotecario y vamos a implementar un programa de dos millones de lotes con servicios», dijo Massa en el desarrollo del bloque que incluía las temáticas de vivienda y medioambiente. En el debate del capítulo de mercado laboral, Massa destacó la eliminación del impuesto a las ganancias votada en el Congreso hace pocas semanas, y propuso eliminar las limitaciones que existen al momento de acceder a un trabajo para las personas que cobran pensiones por discapacidad. Además, se comprometió a eliminar las cargas sociales a las pymes por cada nuevo trabajador que contraten en sus plantillas laborales. 

Tras una semana difícil, en la que había llegado a proponer intervenir las conversaciones de detenidos con sus abogados, la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, volvió a dejar una imagen de poca solidez en la discusión política y, sobre todo, en las respuestas en las rondas de preguntas, que en varias ocasiones parecieron descolocarla. La candidata de Juntos por el Cambio buscó ocupar el lugar de Massa en una confrontación directa con Javier Milei, a quien acusó de tener «listas llenas de chorros». «Parece que tenés un problema de inflexibilidad, porque mientras que vos sí podés cambiar tu pasado de montonera asesina, nosotros no», fue la respuesta del líder de La Libertad Avanza. Milei también aprovechó el episodio de las intervenciones telefónicas propuestas por Bullrich para cuestionarla: «Usted habló de eliminar leyes por DNU o de llevarse puestas garantías constitucionales. ¿Ese es el modelo de seguridad que quiere? ¿Quiere que esto sea una dictadura?». 

«El único que no leyó y pudo explicar, porque tiene ideas propias y las elabora, es Massa», dijo el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, tras la segunda edición del debate presidencial, y apuntó contra la candidata de Juntos por el Cambio: «Bullrich no encuentra su lugar, su tono, el discurso, a veces no encuentra ni las palabras, ni siquiera el párrafo que le dan para leer». 

El titular del Ministerio de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, evaluó que “Massa dejó en claro qué país piensa para los próximos cuatro años”, y detalló: “Quiere que pueda volver el crédito hipotecario para millones de argentinos que necesitan vivienda, que se pueda acceder a dos millones de lotes con servicios, que los que contaminen el agua o talen árboles vayan presos”. 

El candidato a vicepresidente del oficialismo, Agustín Rossi, se refirió a las propuestas en materia de seguridad y en particular a las referidas a su pago chico, Rosario. “La idea es conformar un bureau de investigaciones con personal de las cuatro fuerzas cuya sede va a estar en la vieja estación Central Córdoba, que está sin uso en Rosario”, dijo en declaraciones a El Destape, y agregó: “El objetivo va a ser investigar y hacer mucha inteligencia por fuera del ámbito del área metropolitana. Es una estrategia novedosa y una demostración de compromiso contundente para combatir el delito narco”. 


Oíd y ved, mortales…

El Sindicato Argentino de Boleros, que explota la Casa Suiza cada miércoles, estrenará en el día patrio su primera sesión audiovisual a través de su

Leer más »

SECCIONES