En una semana clave en la Comisión de Juicio Pol´ítico que trata el jury contra los miembros de la Corte Suprema, la presencia de la diputada de la Libertad Avanza, Victoria Villaruel, tomó por sorpresa a todos ya que no integra la comisión. La legisladora de Milei no pasó desapercibida: acusó a un fotógrafo, apuntó contra Nora Cortiñas y apareció con un asesor, hijo de un represor de la última dictadura cívico-militar. Fuertes repudios.

A diferencia de las últimas semanas, Victoria Villaruel, reconocida abogada defensora de la última dictadura cívico-militar, asistió este jueves a la comisión, el mismo día que se presentaban familiares de víctimas del terrorismo de Estado quienes denuncian en uno de los proyectos a los miembros de la Corte Suprema por el «2×1″ que benefició a genocidas.

El diputado Rodolfo Taihalde notó su presencia y advirtió que llegó a la comisión con un asesor: el hijo de un represor. «El día que exponen en la Comisión de Juicio Político víctimas de la dictadura, la diputada Villaroel, del bloque de Milei, ingresó al recinto con su asesor Cinto Courtaux, hijo de un represor condenado a perpetua por crímenes de lesa humanidad», escribió en sus cuenta de Twitter.

Tras el tuit, Villaruel se levantó de la sala y se fue. Al ser interceptada por un grupo de periodistas, que le preguntaron los motivos y qué le diría a Nora Cortiñas, madre de Plaza de Mayo presente en la comisión. «Que se deje de defender terroristas», dijo entonces.

Las provocaciones de la diputada que comparte bancada con Javier Milei no quedaron ahí. «Recién tuve 1 situación preocupante para mi seguridad, encontré a 1 montonero q es fotógrafo del Congreso llamado Gustavo Molfino. Me fotografió y después envió a 2 periodistas amigos a preguntarme xq me iba y acusarme x hacerlo cuando se iba Nora Cortiñas. Me hacen inteligencia?», escribió en sus redes.

En la misma, siguió apuntando contra Molfino, a quien acusó de pertenecer a «una orga terrorista» y manifestó su «preocupación» por su presencia en el Congreso.

La Asociación de Personal Legislativo (APL) brindó su respaldo a Molfino que desde hace treinta años trabaja como fotógrafo en el Congreso de la Nación. «Resulta alarmante que una diputada nacional se valga de fueros para amedrentar a trabajadores difundiendo por sus redes sociales fotografías y falacias sobre el compañero Molfino, a quien calificó como un ‘hombre que integró una orga terrorista’. Un lenguaje y un accionar propio de la última dictadura cívico-militar que asoló a nuestro país entre 1976 y 1983», denunciaron.

Por su parte, Nora Cortiñas quien calificó a la diputada de «fascista, como muchos en este país», y aseguró que las Madres de Plaza de Mayo «están orgullosas de sus hijos».

«Respetamos opiniones y vamos confirmando en ese respeto que nosotras no somos iguales y que seguiremos luchando por la memoria, la verdad y la justicia como hace 45 años», remarcó. «Venimos yendo a la Plaza y demostrando que somos inclaudicables y que, mientras quede una madre, seguiremos dando la vuelta», agregó.

La Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina también se sumó a los repudios. «Las expresiones ofensivas contra la labor profesional de nuestro colega, la política cobarde de escrache y escanio público a través de las redes sociales y la acusación infundada a quien es en rigor de verdad víctima del terrorismo de Estado, dan cuenta de una práctica política reñida con los valores democráticos», sostuvieron.