Mientras todos los frentes políticos comienzan a definir sus conducciones y armados de cara a la inminente temporada electoral de este año, desde Provincia de Buenos Aires vuelven a ubicar a Cristina Fernández de Kirchner en el centro de las discusiones. Luego del proceso de “lawfare” consumado por el Poder Judicial en complicidad con medios de comunicación y la oposición, desde los sectores leales a la conducción de CFK sostienen que con la proscripción a cuestas no se puede hablar de “ningún diseño electoral”.

Así lo definió Andrés “Cuervo” Larroque, ministro de Desarrollo Comunitario bonaerense y referente de la organización La Cámpora, quien advirtió que la proscripción de la vicepresidenta afecta cualquier discusión sobre el porvenir electoral. En diálogo con AM530, Larroque sostuvo que la proscripción de Cristina Fernández de Kirchner es “un daño al pueblo argentino y es una herida para la democracia”, y afirmó que “la tarea de la militancia es salir a romper esa proscripción”.

En esa línea, el funcionario bonaerense advirtió: “La democracia está en riesgo porque hay factores de poder de carácter mafioso que los vemos operar todos los días. La tarea de la política es no arrodillarse y romper esa proscripción” y agregó al respecto que “no se puede hablar de peronismo sin Cristina”. En ese sentido, envió un fuerte mensaje a la dirigencia política y añadió que Argentina “necesita un gobierno peronista” y que “hay que trabajar para tener un gobierno peronista”. 

Asimismo, el ministro bonaerense se refirió a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, sector que en los últimos meses jugó un papel fundamental tanto en la operación de persecución judicial contra CFK como en el favorecimiento del macrismo en relación con la batalla por los fondos coparticipables. En ese marco, Larroque afirmó que el máximo tribunal “se ha transformado en el brazo armado de una fuerza política liberal en la Argentina”. 

En esa línea, reivindicó el pedido de juicio político contra los miembros de la Corte por su actuación tanto en la judicialización de la coparticipación como también por el escándalo de chats entre funcionarios de CABA y la mano derecha del cortesano Horacio Rosatti, Silvio Robles, entre otros puntos. “Ya que no primó la cordura, que se avance con los canales institucionales correspondientes, en este caso el juicio político, todas las opciones son válidas cuando la democracia está en riesgo”, añadió.

Economía y control de precios

En relación con las medidas económicas adoptadas por el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, destacó que “tenemos que entender de dónde veníamos”, “se transita por un camino que es estabilizar la economía”. “Estamos saliendo de esa situación compleja, en la que debe estar la recomposición en materia salarial y social, es lo que venimos planteando respecto a la suma fija y es algo necesario, pero hay que ponerlo en el marco de la situación que atravesamos”. Y aseguró que “estamos presos de la trampa que se generó en el acuerdo con el Fondo Monetario internacional”.

Respecto a las reacciones de la oposición sobre la propuesta de acompañar el control de precios con los trabajadores, declaró: “La horda que saquea los bolsillos de los argentinos y las argentinas son los empresarios inescrupulosos. Hay que tenerle miedo a esa horda”.

A su vez, calificó el sistema de políticas sociales actual como “herencia del gobierno macrista, que se consolidó en las políticas sociales del gobierno nacional”. En ese sentido, afirmó que en el país “hay un situación de ajuste producto del acuerdo con el FMI y esa es la política que está rigiendo en materia económica a nivel nacional y se traslada a la política social”.