El partido conducido por Máximo Kirchner lanzó un comunicado este lunes para repudiar lo acontecido en Brasil, sin olvidar mencionar a medios, partidos y la Justicia argentina, advirtiendo que «Brasil debería funcionar como una forma de ver nuestro futuro si los grupos de poder en la Argentina no comprenden lo que están haciendo».

Este domingo, miles de seguidores del ex presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, tomaron por la fuerza el Palacio de Planalto (la Casa de Gobierno), el Congreso y la Corte Suprema (todos estos en la capital, Brasilia). Varios de los manifestantes estaban armados y llevaban carteles en los que pedían una intervención militar del país, en un claro intento de golpe de Estado.

«La foto de lo sucedido el domingo tiene una historia larga que no comenzó con la elección de Lula. Comenzó muchos años antes, cuando los grupos de poder brasileños se sirvieron de Bolsonaro para perseguir, humillar y encarcelar a Lula da Silva. Creyeron que encarcelando a un dirigente eliminaban la fuerza social que lo acompaña. Se equivocaron», sostiene el comunicado.

En ese sentido, el Partido Justicialista bonaerense destaca que previo a la detención de Lula «lograron dañar a la sociedad brasileña» sembrando el odio contra Lula, su espacio político y una parte de la sociedad. «Para eso fue clave la participación del Poder Judicial, del establishment económico y, por supuesto, de grandes grupos de medios de comunicación que no fueron meros replicadores de causas judiciales sino que fueron parte activa de estos procesos».

Es en este punto donde el PJ hace un paralelismo con nuestro país, apuntando contra «grupos mediáticos de nuestro país, que hoy se rasgan las vestiduras por la asonada golpista, entonces formaron parte del coro mediático que pidió el encarcelamiento de Lula» y contra «esta misma Corte Suprema de Justicia de nuestro país recibió con honores al por entonces juez Moro, como un héroe de la lucha contra la corrupción».

«Lula no fue condenado por corrupción: fue condenado por corruptos, tal como demostró el informe de la Organización de las Naciones Unidas sobre el proceso judicial fraudulento contra el compañero presidente de Brasil», alertó.

«Brasil debería funcionar como una forma de ver nuestro futuro si los grupos de poder en la Argentina no comprenden lo que están haciendo. Mismos métodos van a dar mismos resultados. También para nuestros gobiernos de toda la región. Como demuestra Brasil, no alcanza con una victoria electoral para desandar años y años de siembra del odio, del medio, de destrucción de cualquier idea de comunidad», advirtió.

Y aseveró que «hay un solo antídoto y es entender que para sanar hay que ganar las elecciones: pero luego tenemos la misión de gobernar para las mayorías silenciosas con justicia social, soberanía política e independencia económica».

El pronunciamiento del Frente de Todos platense

Desde el bloque de concejales y concejalas del Frente de Todos repudiamos enérgicamente los hechos antidemocráticos acontecidos en Brasil, donde miles de seguidores del expresidente Jair Bolsonaro tomaron por asalto este domingo los tres poderes del Estado: el Palacio de Planalto, el Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal.

Acompañamos lo manifestado por el Presidente Lula Da Silva referido a la necesidad imperiosa de que se esclarezcan los hechos violentos y las responsabilidades en su organización.

Manifestamos un fuerte apoyo al pueblo brasileño y a su presidente electo Lula Da Silva, en defensa de la democracia y sus instituciones
.