Tras destaparse el escándalo por el chat de Telegram, el Gobierno denunció a los jueces federales y funcionarios del Gobierno porteño que participaron del viaje secreto a la propiedad de Joe Lewis en la zona de Lago Escondido. A través del Ministerio de Justicia, a cargo de Martín Soria, se presentó la denuncia contra el titular de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, al fiscal general porteño Juan Bautista Mahiques, cuatro jueces federales y un CEO del Grupo Clarín.

«Incumplimiento de los deberes de funcionario público y dádivas» es la figura mediante la cual se formalizó la denuncia contra las figuras del ámbito judicial, político y mediático que esta semana salieron a la luz por el polémico intercambio de audios en un grupo de Telegram. Allí, se puede apreciar la planificación de encubrimiento de un viaje privado a Lago Escondido, invitados por el reconocido magnate.

«Por instrucción del Presidente de la Nación argentina, Alberto Fernández, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, presentó una denuncia penal en la Fiscalía Federal de Bariloche para que se investigue los hechos vinculados al vuelo 26917 de la empresa Flyzar y, particularmente, lo relacionado a su financiamiento», se indicó en un comunicado oficial en relación con la denuncia del Gobierno nacional.

En concreto, quienes han sido acusados de incumplimiento de deberes de funcionario público son Julián Ercolini (juez federal), Carlos Mahiques (integrante de la Cámara Federal de Casación Penal), Pablo Yadarola (titular del Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nº 2), Pablo Cayssials (titular del juzgado nacional de primera instancia en lo Contencioso), Juan Bautista Mahiques (actual fiscal general de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires),
Marcelo D’Alessandro (ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

Por otro lado, quienes fueron denunciados por ofrecimiento de dádivas fueron Jorge Rendo (CEO del Grupo Clarín), Nicolás Van Ditmar (administrador del inmueble en el que se habría desarrollado el encuentro), Leonardo Bergroth (ex director de Asuntos Jurídicos de la entonces Secretaría de Inteligencia del Estado) y Tomás Reinke (publicista especializado en publicidad digital y política).

«Se han naturalizado en nuestro sistema de justicia las relaciones indebidas entre actores que, para quienes nos preocupa el resguardo de la independencia judicial, jamás deberían producirse», expresa la denuncia encarada por el ministro Soria.

Cabe recordar que la aparición de los intercambios de chat vía Telegram dejaron expuesta la complicidad del Poder Judicial con el aparato macrista y la corporación mediática para fraguar una versión falsa del mentado viaje que pudiera ser difundida en medios y, así, garantizar impunidad.

El nivel de revuelo que generó la filtración mediática del chat de Telegram fue de tal impacto que el propio presidente Alberto Fernández habló en cadena nacional y ordenó una investigación profunda sobre el caso. En tanto, el viaje en cuestión ya fue comprobado y la fiscalía incluso difundió imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del aeropuerto, que reconstruyeron lo ocurrido y dan cuenta del arribo de la comitiva y del trayecto de sus integrantes hasta que subieron a las camionetas para llegar al predio de Joe Lewis.