Esta tarde, el Tribunal Oral Federal N° 2 condenó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner a seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos por administración fraudulenta en perjuicio de la Administración pública con la obra pública en Santa Cruz.

La decisión judicial recibió un contundente rechazo de todo el arco del Frente de Todos. El presidente Alberto Fernández, ministros y funcionarios nacionales y bonaerenses, gobernadores e intendentes, centrales sindicales, organizaciones sociales y organismos de derechos humanos cuestionaron la maniobra del Poder Judicial para inhabilitar de forma perpetua a la vicemandataria para acceder a cargos públicos.

«Hoy, en Argentina, ha sido condenada una persona inocente. Alguien a quien los poderes fácticos trataron de estigmatizar a través de medios de comunicación y perseguido a través de jueces complacientes a los que pasean en aviones privados y mansiones de lujo los fines de semana», tuiteó Alberto Fernández, quien se solidarizó con CFK y relacionó el fallo con la operación entre jueces federales, directivos de Clarín, empresarios y funcionarios de Larreta que buscaron ocultar un viaje a Lago Escondido.

«La suerte estaba echada desde el comienzo y tan solo hizo falta un simulacro de juicio que inició uno de los jueces que disfrutó del viaje pagado por el Grupo Clarín», agregó el mandatario.

Miembros del Gabinete rechazaron el fallo y advirtieron que su fin último es condenar el proyecto político que representa CFK. «Todo un pueblo te defiende, la verdad está de tu lado y la historia te respalda. Lo de hoy es un escándalo. Van contra Cristina por lo que hizo bien, por darle una vida mejor a millones de argentinos y argentinas», sostuvo el ministro Wado de Pedro.

En tanto, Sergio Massa remarcó que el fallo fue «insostenible» porque «corta la cadena de responsabilidades en busca de impacto político y con enorme precariedad jurídica».

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, y los ministros Martín Soria, Jorge Ferraresi, Gabriel Katopodis, Santiago Cafiero y Jaime Perczyk también respaldaron a Cristina y apuntaron contra la jugada judicial para avanzar contra el peronismo.

Por su parte, el Partido Justicialista bonaerense que encabeza el diputado y jefe de La Cámpora, Máximo Kirchner, se declaró en alerta y sostuvo que el fallo «lejos de ser el resultado de una investigación imparcial, es la expresión manifiesta de un acuerdo entre sectores de la política argentina, los medios de comunicación y el Poder Judicial».

En tanto, el PJ nacional manifestó su «más enérgico repudio a la persecución judicial y el intento de proscripción» contra la vicepresidenta. Además, se declaró en estado de alerta y movilización. «Porque los peronistas a quienes se la juegan por su pueblo: todas y todos con Cristina», concluyó el comunicado.

La CGT también le pegó al Poder Judicial y respaldó a Cristina. «Este vergonzoso veredicto se enmarca en una serie de inconsistencias jurídicas donde no se ofrece evidencia de hecho para probar delito alguno sino meras opiniones de los jueces y fiscales de la causa». 

En tanto, la CTA subrayó que la fiscalía encabezada por Diego Luciani y Sergio Mola «son los mismos agentes judiciales que demuestran tener una connivencia escandalosa con sectores políticos y económicos interesados en proscribir a Cristina porque no se inclina ante su poder».

En el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof retuiteó el comunicado del PJ bonaerense, mientras que la vicegobernadora Verónica Magario dijo que «no hay persecución judicial ni inhabilitación que pueda con el amor y la memoria del pueblo argentino». Además, la presidenta del Instituto Cultural bonaerense, Florencia Saintout, remarcó que «no hay justicia en la Argentina. Hay mafia judicial». Mientras que el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, también mostró su enfático apoyo a la vicepresidenta: «Es deber de todo argentino y peronista de buena fe, encuadrarse con esta mujer».