En el marco del II Congreso de Políticas Públicas contra las Violencias de Género realizado en Mar del Plata, el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires presentó una serie de políticas que apuntan a profundizar la lucha contra las violencias de género. «Trabajamos para llegar antes, con Estado presente», aseguró la titular de esta cartera.

Una de las medidas es la articulación directa con la Línea 911, que recibe las emergencias policiales para triangular esta información con la Línea 144 del Ministerio, donde se reciben las denuncias por violencia de género. «Entre otras cosas, la 144 podrá monitorear la ubicación de los móviles ante una situación de emergencia. Además, se comunicó un convenio con la empresa de telecomunicaciones Telefónica de Argentina para que el botón de antipánico que tienen las víctimas para alertar sobre una potencial situación de violencia no consuma datos del celular», informaron desde el Ministerio.

«Estamos trabajando para firmar, con el Ministerio de Seguridad y el 911, un convenio para que la Línea 911 comparta toda la información sobre violencia de género con la 144. Compartir la información entre el 911 y la Línea 144 va a permitir mejorar la articulación», dijo la ministra de Mujeres bonaerense, Estela Díaz. 

La ministra anunció también que las personas que cuentan con un botón antipánico para denunciar la ruptura de la perimetral por parte del agresor podrán activarlo aunque no tengan datos en el celular. «Se firmará un acuerdo con Telefónica de Argentina, y esperamos extenderlo a las otras empresas, para que ese servicio no tenga costos», destacó.

En la provincia también se implementará el Formulario Único de Denuncias de Violencia de Género, para que las comisarías y áreas de género informen de manera unificada para evaluar el riesgo de cada denuncia. «Unificar el sistema de registro desde la denuncia es una herramienta fundamental para la intervención en la lucha contra las violencias por razones de género», destacó Díaz.

«La creación del Ministerio no era un compromiso abstracto, sino un compromiso concreto de política», remarcó Díaz. «Han aumentado los dispositivos, los programas, las líneas de prevención, de asistencia y de salida de las violencias por razones de género. Trabajamos para llegar antes, con Estado presente, con políticas públicas de intervención sostenidas en el tiempo, en articulación con la sociedad organizada».

Luego de los anuncios, la ministra Díaz enmarcó la situación actual en un contexto de crecimiento de la violencia política y los discursos de odio. «Estamos llevando adelante estas políticas. Todas y todos sabemos cuál es ese contexto. Es un contexto en donde están creciendo los discursos, las políticas y los hechos de odio. Y el más extremo fue el que nosotras definimos como el intento de magnifemicidio político contra la vicepresidenta de la nación, Cristina Fernández».