Los gobiernos nacional y bonaerense inauguraron la obra de renovación de los techos de la estación de trenes de La Plata, una obra que debería haber comenzado en 2017 pero fue paralizada. Del acto participaron el presidente Alberto Fernández, el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Los trabajos consistieron en la puesta en valor de la estructura metálica de 150 metros de longitud de los techos, la recomposición completa de chapas y vidrios y el reemplazo de todos los elementos estructurales que sirven para sostener la cubierta. Esta inversión de 986 millones de pesos beneficia a 18.000 pasajeros y pasajeras que transitan por la estación diariamente, y también mejora las condiciones de trabajo para el personal de la línea Roca. 

Kicillof sostuvo que esta «obra emblemática» permite «seguir recuperando y poniendo en valor nuestro sistema ferroviario». «El tren es un instrumento de inclusión, integración y justicia social que nos devuelve el derecho a vivir mejor, a descansar, a trabajar y, sobre todo, nos devuelve el derecho al futuro», enfatizó.

Por su parte, Alberto Fernández destacó «esta magnífica estación de trenes que se recupera para el uso cotidiano, pero también como acervo cultural, de riqueza de la Argentina, porque es un lugar maravilloso». En ese sentido, sostuvo que «esta obra es progreso, es mejor calidad de vida para argentinos y argentinas y mejores condiciones para los y las estudiantes de la Universidad de la Plata, que alberga a personas de todo el país».

En tanto, el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, se refirió al abandono de las obras durante la gestión anterior. «En 2017 los techos de la estación de La Plata fueron desmontados y la obra quedó inconclusa, con los usuarios a la intemperie. Las obras públicas tienen que terminarse y concluirse porque son para el bienestar de los argentinos. Este Gobierno la retomó y hoy se inaugura con una inversión de 986 millones de pesos», apuntó.

El techo de vidrio y metal de la estación La Plata que la conecta con Plaza Constitución había sido desmantelado a mediados de 2017 pero nunca se comenzó la obra, por lo que las y los usuarios padecían las inclemencias del tiempo mientras esperaban el tren. Recién en abril de 2021 se retomó el proyecto.