En medio de los fuertes debates en la escena política argentina de cara a 2023, el Frente de Todos encara sus discusiones internas con un foco ineludible puesto en la conducción de Cristina Fernández de Kirchner, la dirección económico-política adoptada por Casa Rosada, las críticas propias y la perspectiva a futuro. Sobre estos puntos se pronunció el ministro de Desarrollo Comunitario bonaerense, Andrés «Cuervo» Larroque, uno de los referentes más destacados del sector leal a la vicepresidenta. 

Fue en diálogo con Carlos Pagni donde el funcionario provincial dejó una serie de definiciones en las que se refirió a la situación actual del poder dentro del Frente de Todos, los desafíos pendientes, el rol de CFK, los movimientos sociales y La Cámpora como actores políticos centrales. 

«Creo que mi tarea militante es generar las condiciones para que ella pueda ser candidata, después ella definirá. Es el mejor cuadro político. Si veo a la oposición, salvando las diferencias ideológicas que podemos tener, no veo a nadie a la altura de lo que es Cristina en términos de capacidad y gestión política; casi que Cristina es algo anacrónico en el sistema político argentino, es más parecida a otro tiempo», dijo Larroque.

«Hay un bombardeo sobre la política que no es inocente. El poder económico prefiere negociar con una política débil. Más allá de eso, uno reniega con la ayuda que a veces se genera desde la política a esos ataques. Nosotros creo que estamos en deuda, que tenemos que elevar la calidad de la política, la calidad moral de la política. Me parece que la sociedad muchas veces percibe cosas que, bueno, que son reales, que son contradicciones que a veces ha dejado desarrollar torpemente el sistema político porque lo pone en una situación de debilidad», indicó.

Al ser consultado por la agrupación La Cámpora, el periodista de LN+ cuestionó si el perfil programático de esa organización es posible «dentro de la Constitución». Cabe remarcar que la tarea de la agrupación militante fue uno de los blancos hacia donde más apuntó la prensa y la política opositora en el transcurso de un año de fuertes ataques mediáticos, judiciales y partidarios hacia el kirchnerismo.

«Hay un montón de cosas que están en la Constitución y que no se cumplen. El programa nuestro es en gran medida la Constitución», dijo Larroque, y agregó: «Después, por supuesto, evolucionan las cosas y habrá cuestiones que observar. Ya con esta Constitución hay muchas cosas que se pueden hacer. En el corazón llevamos la constitución del 49, todo peronista tiene eso como referencia. Si vos tomás este texto, hay un montón de cosas que no se cumplen y podrían ser tranquilamente un programa». 

Sin dudas, los debates internos entre la mirada política que plantea Cristina Fernández de Kirchner y las decisiones tomadas tanto por Alberto Fernández como por su entorno directo han sido uno de los temas que más impulsó Larroque en los últimos meses. En este caso, el ministro repasó los vaivenes del rumbo de Casa Rosada incluso desde la concepción misma de 2019 sobre el Frente de Todos, y la desconexión con el «pacto» original que significó la unificación del peronismo que propuso CFK. 

«En comparación a la expectativa que se había generado en el 2019, obviamente no es una sensación positiva. También hay muchas cosas para valorar, el tratamiento de la pandemia, en distintas áreas debe haber políticas para reivindicar, pero el balance general marca una distancia respecto de lo que era expectativa inicial, comprendiendo que hubo una guerra, una pandemia; y demás tiene que ver con el posicionamiento político que generó el presidente, creo que con una pérdida de tiempo y desperdicio de poder también, lamentablemente», definió Larroque.

Por otro lado, también ratificó su postura frente al rol de las organizaciones sociales, los puntos de encuentro y las diferencias, y el rol central del Estado como ordenador de la equidad social y el trabajo.

«Creo que las organizaciones sociales, hay muchas, son de distinto tipo, pero creo que quedaron entrampadas en algo que restableció Macri, que fue la dinámica de los planes sociales que lamentablemente en esta etapa se aumentaron», dijo, y agregó: «Yo creo que sí tenemos que tener una política de contención social, de inversión social, creo que hay que aumentar la inversión social, obviamente, pero el camino es la AUH. Con Juan pensamos parecido, de hecho en lo que es este último refuerzo alimentario trabajamos en conjunto».