Luego de un largo proceso de intervención por parte de Provincia de Buenos Aires, se licitó la puesta en marcha de la segunda etapa de obras para unas 853 viviendas a edificar en el predio de la mentada toma de Guernica, episodio ocurrido en 2020 que expuso de manera contundente la severa crisis habitacional que atraviesan los sectores más vulnerables. Con este nuevo avance se completa la licitación iniciada en mayo de este año para la construcción de las primeras 160 casas, a iniciarse en las próximas semanas.

Fue en la sede del Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU), donde los ministros bonaerenses de Desarrollo Social y de Hábitat y Desarrollo Urbano, Andrés Larroque y Agustín Simone, encabezaron este miércoles el acto donde se formalizó la presentación de licitaciones públicas para las obras. 

«Lo que nos tocó desde aquel momento hasta hoy fue resolver las necesidades más acuciantes. En el caso de nuestro ministerio, hacer una inversión para ir a lo urgente y después otra respuesta que tiene que ver con resolver la problemática de esta comunidad en términos estructurales», expresó Larroque, quien supo instalarse en 2020 en el mismo predio para dialogar a diario con el millar de familias que, en pleno proceso de aislamiento por pandemia, se instaló en busca de un lugar donde vivir.

Desde ese momento se inició un largo proceso de conversaciones y negociación tanto con las familias como con organizaciones sociales que intervinieron también en el conflicto para lograr una solución conjunta que contemplara no solo las obras a largo plazo, sino también la reubicación transitoria de la población para que pudieran retirarse del lugar de manera voluntaria.

En tanto, fue en el transcurso de 2021 cuando se comenzó a trabajar a fondo en la concreción de un proyecto de plan de viviendas que incluyera además espacios verdes y recreativos para niñez, instituciones de salud, escuelas, luminarias, entre otros servicios y condiciones de urbanización de primera necesidad.

«Licitamos 160 casas que están por empezar en pocos días, así que vamos a estar en obra». También subrayó la importancia de este proyecto: «Estas 853 no son solo casas, tuvimos en cuenta en el proyecto los servicios, las calles pavimentadas, se está trabajando para que las familias tengan acceso a educación, servicios de salud y espacios verdes».

En concreto, el plan de ejecución del nuevo barrio contará con más de 51.000 metros cuadrados de espacios verdes y equipamiento comunitario, más de 134.000 de parque para actividades recreativas, un colegio con los tres niveles educativos: inicial, primario y secundario; un centro de desarrollo infantil; equipamiento de salud y de seguridad. 

Para el proceso de desarrollo de urbanización del barrio, la Subsecretaría de Hábitat del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad llevó adelante la apertura de calles, la confección de los planos de altimetría, de mensura y subdivisión de lotes y la escrituración del predio de 57 hectáreas a favor del Municipio de Presidente Perón.