En un contexto de plena discusión a nivel internacional sobre el impacto ambiental y las políticas sustentables, se desarrolló en La Plata la apertura del Congreso de Energía 2022, que contó con la presencia del gobernador bonaerense Axel Kicillof. Allí el mandatario hizo especial hincapié en la importancia estratégica de avanzar sobre la «soberanía estratégica» como clave para el crecimiento productivo de Argentina en un momento de fuertes transformaciones a nivel tecnológico y geopolítico.

«Una política energética para el proyecto nacional y popular» fue la consigna sobre la cual el Congreso impulsó el debate de este año, con el eje puesto en la construcción de un nuevo modelo energético argentino, de cara a la reconstrucción productiva.

Cabe destacar que en los últimos años la discusión sobre los recursos energéticos se instaló en el centro de la agenda política, en especial ante los fuertes procesos de crisis que irrumpieron en el mundo con escasez de energía y combustibles. En ese marco, Kicillof se pronunció sobre la posición estratégica de la empresa nacional YPF.

«La decisión política de recuperar YPF fue la que nos brinda hoy la posibilidad de contar nuevamente con capacidades puestas al servicio de la producción de energía nacional, sentando las bases para poder proyectar un fuerte crecimiento con industrialización y distribución de la riqueza», sostuvo Kicillof, y resaltó: «No hay posibilidad de desarrollar a la Argentina si no es con soberanía energética».

«Que los recursos energéticos sean provinciales obliga a que haya una fuerte unión de las provincias productoras y el Gobierno nacional para generar mejores condiciones y más recursos para cada una, y así asegurar la soberanía energética y el desarrollo nacional», agregó el gobernador.

En el evento, que tuvo lugar en la sede de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, se hicieron presentes figuras tanto del ámbito académico como del científico y político. Allí estuvo la vicepresidenta institucional de la casa de altos estudios platense, Andrea Varela; el presidente del Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (CEPIS), Mariano Lovelli; y el secretario general de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (APSEE), Carlos Minucci.

«Hay dos modelos energéticos: uno que está al servicio de los mercados y de los capitales concentrados y otro que considera a la energía como un derecho de los pueblos y como un servicio esencial básico que permite hacer más digna la vida de nuestra gente», indicó Andrea Varela.

También participó del evento la presidenta del Instituto Cultural, Florencia Saintout; el presidente del Directorio de Y-TEC, Roberto Salvarezza; el titular de Nucleoeléctrica Argentina (NA-SA), José Luis Antúnez; el subgerente general de Energía Argentina, Gastón Leydet; el ex subsecretario de Energía Eléctrica de la Nación, Federico Basualdo, entre otras figuras.