El presidente Alberto Fernández se reunió con su par francés, Emmanuel Macron, en el Palacio del Eliseo previo a la cumbre del Foro de París por la Paz del que participarán. 

Entre los diversos temas que tocaron en el encuentro, del que también participó parte de la comitiva argentina que acompañó a Fernández, ambos presidentes dialogaron sobre la necesidad de frenar el enfrentamiento bélico entre Rusia y Ucrania, las consecuencias económicas que trae aparejada la guerra, particularmente en los costos de materias primas y energía, el nuevo escenario latinoamericano con el triunfo de Lula Da Silva en Brasil y el cambio de postura del Gobierno francés respecto de Venezuela, en el marco de la crisis energética que atraviesa Europa. Curiosamente, varios han sido los países europeos que dejaron de lado las denuncias sobre esa república latinoamericana desde que comenzaron a verse afectadas por la inflación y la disparada en el costo de la energía. Sobre este punto, Macron coincidió con la postura argentina de no continuar profundizando las sanciones y el bloqueo contra el Gobierno de Nicolás Maduro. 

Por otro lado, el presidente francés reiteró su solidaridad con la vicepresidenta argentina, Cristina Ferrnández de Kirchner, por el atentado que sufrió en las inmediaciones de su casa hace poco más de un mes, y pidió celeridad en la actuación de la Justicia. 

«Con Macron compartimos un ideario común sobre la necesidad de un mundo en paz, en democracia y en desarrollo. Para Argentina es muy importante saber que en el centro del mundo, en el centro de Europa, un presidente francés tiene esta vocación y esta capacidad de escuchar a los países del hemisferio sur y en particular de la América Latina», dijo Alberto Fernández en la breve conferencia que brindaron ambos tras el encuentro. 

El presidente aseguró que el conflicto bélico ruso-ucraniano es «un problema que afecta la paz mundial y nuestro desarrollo, en los países que más desarrollo necesitan», y agradeció la escucha de su par francés sobre el impacto que ha tenido en América Latina. 

La semana próxima los líderes volverán a encontrarse en el G-20. Nuevamente, Fernández reiteró el pedido argentino para que el Fondo Monetario Internacional dé tratamiento a la propuesta de discontinuar el cobro de sobretasas para los países endeudados más allá de su cuota parte.