A través de la Resolución 68/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial, la Secretaría de Comercio instruyó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para realizar investigaciones por presuntas prácticas anticompetitivas por parte de empresas vinculadas con la producción y comercialización de productos de consumo masivo que hayan aumentado precios durante 2022 como resultado de un abuso de su posición dominante en el mercado.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, organismo desconcentrado en la órbita de la Secretaría de Comercio, tiene 30 días para presentar un informe detallado con los avances de las investigaciones.

La medida se sustenta en la Ley N° 27.442 de Defensa de la Competencia, cuyo primer artículo establece que están «prohibidos los acuerdos entre competidores, las concentraciones económicas, los actos o conductas, de cualquier forma manifestados, relacionados con la producción e intercambio de bienes o servicios, que tengan por objeto o efecto limitar, restringir, falsear o distorsionar la competencia o el acceso al mercado o que constituyan abuso de una posición dominante en un mercado, de modo que pueda resultar perjuicio para el interés económico general». 

Campaña contra los abusos de precios

En ese marco, funcionarios y funcionarias bonaerenses del Frente de Todos cuestionaron los aumentos de precios de los bienes esenciales, apuntaron a las empresas y pidieron a la población no comprar esos productos. «Si los precios de los alimentos suben más que los salarios es porque algunos sectores especulan y concentran los frutos de ese crecimiento», sostuvo el gobernador Axel Kicillof. Por su parte, su ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, remarcó que «frenar el abuso de las empresas es cuidar la mesa de los argentinos».

Otra ministra bonaerense que tuiteó fue Florencia Saintout, presidenta del Instituto Cultural. «La mesa de los argentinos siempre primero» subrayó. Por el lado de los intendentes, la jefa comunal de Quilmes, Mayra Mendoza, advirtió que «los alimentos son los productos que más aumentan y los que más afectan al bolsillo de nuestros vecinos y vecinas. Frenar el abuso de estas empresas es cuidar la mesa de los argentinos». 

En las publicaciones con el hashtag #SiAumentanNoCompres, los funcionarios difundieron el siguiente mensaje: «Paremos los aumentos injustificados. Por un consumo responsable y justo, sin abuso ni avivadas».

Según un relevamiento realizado por Analogías que tomó a 1.280 productos de las principales 30 firmas de consumo masivo, las empresas Coca-Cola, Ledesma, Sancor, Papelera San Andrés de Giles (Felpita, Sweety, Floripel) y Queruclor (Querubín, Trap, Aktiol, Polyana) son las que más aumentaron por encima de la inflación en lo que va del año.

El informe de Analogías señala que los aumentos que exceden a la inflación se vinculan con un «marcado desplazamiento de las retribuciones» en el valor agregado del sector privado en donde aumentaron los márgenes empresariales en desmedro del salario. Entre 2019 y 2022, en la actual Administración, el salario real acumula una pérdida en la participación en la torta del valor agregado de 1,76 %, que se suma al 5,67 % del Gobierno de Mauricio Macri. En tanto, el beneficio del capital aumentó su participación 1,89 % entre 2016 y 2019, y 4,04 % entre 2019 y 2022, de acuerdo con Analogías.

Los pedidos de las y los funcionarios bonaerenses y la medida adoptada por la Secretaría de Comercio se enmarcan en el Plan Precios Justos, que congelará desde diciembre el precio de algo más de 1.500 productos básicos (alimentos, bebidas, higiene y limpieza) durante cuatro meses, según anunció este lunes el ministro de Economía, Sergio Massa. La medida estará acompañada por un sistema de control y sanciones a las empresas a través de una aplicación que dispondrá el Gobierno para las y los clientes. Por el momento, el programa se encuentra en etapa de negociación con las empresas.