En el Día de la Lealtad, el gobierno bonaerense anunció dos nuevas subas salariales para las y los trabajadores de la Administración pública, en octubre y en noviembre, y de ocho puntos porcentuales cada una. Además, elevó el piso de aumento de diciembre para garantizar un 90 % de aumento a todos los regímenes. El gobernador Axel Kicillof oficializó la medida esta mañana en Casa de Gobierno, tras mantener una reunión con los representantes gremiales en el marco de la paritaria 2022 de estos sectores.

«Hemos trabajado de forma muy intensa junto a las y los representantes de los sindicatos para cumplir con el compromiso que asumimos desde el primer día y garantizar que las y los trabajadores de la provincia no pierdan poder adquisitivo», sostuvo Kicillof, quien había mantenido reuniones semanas previas con los gremios para pulir las subas salariales. «Estamos abordando tanto la recuperación del salario como de las condiciones de trabajo, ya que ambas se habían deteriorado fuertemente durante los cuatro años anteriores» añadió el mandatario.

Adicionalmente, a partir de octubre los montos cobrados en concepto de asignaciones familiares subirán un 50 % en relación con los vigentes en septiembre. Los tramos continuarán ajustándose automáticamente, tal como se acordó en la paritaria de marzo, informó Provincia. 

La decisión de recomponer salarios responde al continuo avance inflacionario que deteriora el poder adquisitivo. El viernes de la semana pasada el INDEC informó que el IPC en septiembre fue de 6,2 %, mientras que en el acumulado de 2022 alcanzó el 66,1 %.

Otro punto del acuerdo que definieron Gobierno y gremios fue la reapertura de la paritaria para fines de diciembre, para dar cierre a la negociación de 2022. «De esta forma, las y los trabajadores habrán tenido aumentos salariales en cada uno de los últimos cuatro meses del año», señaló Provincia en un comunicado.

«La Provincia está haciendo un esfuerzo muy grande para llevar adelante este incremento salarial, en el marco de una articulación muy efectiva y un diálogo fluido con las organizaciones sindicales que representan a más de medio millón de trabajadores y trabajadoras del Estado bonaerense», remarcó el ministro de Trabajo, Walter Correa, quien acompañó a Kicillof en la reunión junto con su par de Hacienda y Finanzas, Pablo López; el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni; y el vicejefe de Gabinete, Juan Pablo de Jesús.

Sileoni también destacó la buena sintonía del Gobierno con los gremios para llegar a un acuerdo. «Debemos reconocer la comprensión de las organizaciones gremiales de la educación, que desde un principio han acompañado a una gestión que se caracteriza por la escucha y por respetar el valor de la palabra», dijo el funcionario.

Qué dijeron los gremios

Por el lado del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), su secretario general, Roberto Baradel, valoró el arribo a un acuerdo para recomponer los salarios en un contexto inflacionario. «Este 17 de octubre, el FUDB y los gremios estatales acordamos un nuevo aumento con Kicillof alcanza un 94 % anual y mantiene vigente la cláusula de revisión en diciembre», resaltó el gremialista. «Firmeza, diálogo y decisión política para cuidar el salario de las y los trabajadores de la Provincia», afirmó en sus redes sociales luego de la reunión.

Por su parte, la Asociación de Trabajadores del Estado subrayó que la pauta salarial y la apertura de la negociación a fin de año permitirán «terminar con salarios por encima de la inflación». El gremio precisó cuánto será el impacto de la suba en cada uno de los trabajadores que representa. En ese sentido, señaló que los aumentos permitirán «llegar a diciembre con un aumento de piso promedio del 94 % para el conjunto de los y las estatales bonaerenses, que en el caso de los auxiliares de la educación se transforma en un 97 % de piso promedio, para los y las trabajadoras de la salud en un 95 % y para la Administración central de un 90 %». 

El secretario general del gremio, Oscar de Isasi, dijo que el acuerdo fue «muy importante» y pidió que «sea acompañado por un estricto control de precios por parte del Estado nacional». 

En la reunión, junto con los funcionarios bonaerenses, estuvieron presentes representantes de los gremios SUTEBA, UPCN, ATE, FEGEPBA, FEB, AMET, SADOP, UDOCBA, UDA, AEMOPBA, AMS, SOSBA, SSP, SMHLP, APOC, AERI, SOEME, CICOP, APLA, APV, AECN, SGP y AJB.