Una fuerte respuesta por parte del Gobierno generó el comentario antiperonista de la funcionaria española Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid por el Partido Popular (PP). En el marco de un discurso contra políticas de asistencia social en España, Díaz Ayuso dijo que no permitiría que «el peronismo arruine el motor económico de su país», expresión que no tardó en generar una respuesta de Casa Rosada.

«Le quitan el dinero a la gente para luego, como hacen los peronistas, repartirlo en pagas, ayudas, subsidios. Me niego a que el peronismo arruine el motor económico de España», fueron las palabras de la referente del histórico espacio derechista español, en medio de una jornada parlamentaria.

Sus palabras estaban enmarcadas en las críticas de políticas encaradas por el Gobierno español para paliar la crisis económica de ese país en los sectores más vulnerables, con medidas como el «impuesto de solidaridad» para grandes fortunas durante dos años o una rebaja fiscal para rentas medias y bajas de trabajadores y pensionistas, cuando la inflación se sitúa en el 9 % interanual.

La comparación despectiva de esas políticas con el peronismo, seguida por la difamación del movimiento popular argentino, propició la contestación desde el Gobierno. En el transcurso de este jueves, fueron varias voces las que salieron a sentar postura frente a los dichos de Díaz Ayuso.

«Presidenta Díaz Ayuso, en la Argentina fueron Mauricio Macri y Patricia Bullrich quienes multiplicaron las ‘pagas’ mientras se destruía empleo y cerraban 25 mil PyMEs. Es el Peronismo el que todos los días crea puestos de trabajo y pone en marcha a las pequeñas empresas», fue la contestación del ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, durante la mañana del jueves.

La propia vocera presidencial, Gabriela Cerruti, también dedicó un espacio de su conferencia de prensa semanal para referirse al tema. «La señora se refirió al peronismo después de haberse reunido con Mauricio Macri. Si ella cree que es mejor para España tener macrismo que peronismo, le recordamos que el macrismo en la Argentina nos dejó con una deuda de 40.000 millones de dólares, un país endeudado por los próximos cien años, inflación del 50 % y desempleo en tasas altísimas», expresó Cerruti.

«Sí, el peronismo no tiene nada que ver con lo que la señora Ayuso quiere para su país porque el peronismo defiende el derecho de los trabajadores, las mujeres y los que menos tienen, y quiere un país donde todas y todos puedan alcanzar su bienestar en base a lo que se proponen, y que no dependan del lugar donde nacieron», añadió.

Por su parte, el Partido Justicialista también decidió pronunciarse este jueves y emitió un comunicado en repudio a los dichos de la referente del PP español. «El peronismo fue, es y será sinónimo de la búsqueda permanente de una Argentina con justicia social, independencia económica y soberanía política. Quienes intentan convertir la palabra ‘peronismo’ en un insulto en realidad atacan esas aspiraciones», señalaron desde el PJ a través de sus redes sociales, donde también adjuntaron el documento.

«Demonizar a una fuerza política nacional y popular, que actúa en democracia y representa los intereses de las mayorías siempre termina mal, y quienes sufren las consecuencias son los más débiles», agregaron.