La actividad económica argentina creció en julio un 5,6 % respecto del mismo mes del año pasado, según informó este lunes el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). 

Con este dato, el acumulado de los primeros siete meses del año refleja un crecimiento del 6,4 % respecto del mismo período de 2021. Contra el mes anterior, el estimador mensual de actividad económica (EMAE) no tuvo variación.

«Con relación a igual mes de 2021, 12 de los sectores de actividad que conforman el EMAE registraron subas en julio, entre las que se destacan las de Hoteles y restaurantes (+45,7 %) y Explotación de minas y canteras (+13,6 %)», indicó el organismo. 

Entre los que registraron variaciones positivas, el que mayor incidencia tuvo en el desempeño económico fue el sector industrial manufacturero, con un alza del 5,6 % interanual. 

De acuerdo con los datos del Ministerio de Economía, la industria creó en julio unos 6.700 puestos de trabajo formales, y registra unos 92.000 trabajadores más que en 2019. «Las empresas privadas industriales tuvieron en julio 1,23 millones de puestos de trabajo registrados, el valor más alto en más de cuatro años», destacaron desde el Centro de Estudios para la Producción (CEP XX). De veinticuatro ramas industriales relevadas, veintitrés crearon nuevos puestos de trabajo con respecto a 2021. 

Al sector fabril le siguió en incidencia sobre el promedio general el rubro de comercio mayorista, minorista y reparaciones, con un incremento del 5,7 % en la actividad, y transporte y comunicaciones con 8,8 %. Estos sectores, sumados al industrial, representaron el 2,3 % del EMAE de julio. 

Por su parte, los rubros que registraron bajas fueron agricultura y ganadería, que fue el de mayor incidencia negativa sobre el promedio, con un retroceso del 2,7 %. Pesca, con una caída del 4,1 %, y distribución de electricidad y agua, con una baja de 2,1 %, fueron los otros sectores que registraron menores índices de actividad que el año pasado.