El director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, confirmó hoy que 500 escuelas primarias bonaerenses sumarán una hora de clase en el actual ciclo lectivo, mientras que otras 260 pasarán de jornada simple a jornada completa. La medida será oficial una vez que Provincia firme un convenio con el Ministerio de Educación de la Nación. Esto «va a permitir profundizar los aprendizajes y tenemos que hacer un gran esfuerzo, porque en muchos aspectos estamos atrasados», sostuvo el funcionario.

Sileoni agregó que «ahora está aminorando, pero tenemos chicos que se ausentan» de las aulas y «el día de clases debe ser sagrado». Por eso, «para el año que viene fijamos un calendario de 190 días», amplió en declaraciones a Radio Provincia.

De esta manera, Buenos Aires es la provincia número diecisiete en sumarse a la iniciativa de la cartera educativa de Jaime Perczky, cuyo objetivo es reforzar los procesos de enseñanza y aprendizaje en Lengua y Matemáticas para garantizar la reparación pedagógica después de la pandemia.

Repudio a la parodia del atentado

Sileoni también cuestionó la parodia del atentado que sufrió la vicepresidenta Cristina Kirchner por parte de un grupo de estudiantes de sexto año de la escuela Monseñor César Cáneva, del partido bonaerense de Olavarría, quienes también parodiaron a los seguidores de la mandataria.

«La escuela tiene que tener un umbral ético más alto que la sociedad, que a veces permite cuestiones que la escuela nunca puede permitir. Rápidamente tiene que haber un reflejo que diga: hasta acá. En este caso, no hubo un adulto que dijera basta». Agregó que después de las repercusiones la escuela emitió «un comunicado repudiando, y está bien», pero «me parece que lo que hay que hacer es trabajar» con los alumnos para problematizar lo que sucedió.

El acto mostraba a Cristina Kirchner tirándole polenta desde la Casa Rosada a un grupo de personas vestidas con camisetas de fútbol, que la alentaban sosteniendo carteles que decían: «Más planes, menos pala». Mientras la joven que interpretaba a Cristina hablaba contra los que «sí se levantan a trabajar en lugar de quedarse rascándosela».

Sileoni, además, afirmó que la escuela «tiene que ser un territorio libre de violencia y discriminación». Asimismo, aseguró que «el 1º de septiembre [refiriéndose al día del atentado contra Cristina Kirchner] la sociedad rozó el horror», y que el violento episodio «nos obliga a los que estamos en educación a ser mucho más rigurosos y más atentos».