En el marco de alegatos de defensa en el juicio por la llamada causa Vialidad, Cristina Fernández de Kirchner expuso de manera detallada la falta de sostén detrás de los argumentos esgrimidos por los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola. La vicepresidenta compartió a través de sus redes cada uno de los elementos que el abogado defensor Carlos Beraldi presentó para demostrar la falta de consistencia en las acusaciones.

Amenazas que no fueron, noticias falsas y hasta proyectos firmados por propios legisladores de la oposición política fueron algunas de las pruebas que quedaron al descubierto a lo largo del miércoles, y que dejaron de manifiesto la falta de solidez por parte de los fiscales para sostener la acusación por supuesta asociación ilícita. 

Uno de los elementos más contundentes fue la supuesta reunión con Lázaro Báez, que, según la presentación de los fiscales, habría tenido lugar el 30 de noviembre de 2015 en Santa Cruz, hecho que Beraldi desmintió al demostrar no solo que no habían pruebas de tal reunión, sino que la entonces presidenta no había viajado a esa provincia ese día, sino el anterior. El motivo: la Fiscalía basó su hipótesis en recortes periodísticos del portal El Destape que se publicaron veinticuatro horas después de haber llegado CFK a Santa Cruz.

«Después de haber mentido que se reunían el 30, dijeron que se habían reunido el día anterior, pero también fracasan. Porque ese día, en horas de la tarde, viajó a la ciudad de Bariloche donde llevó a cabo actos públicos durante toda la tarde», indicó Beraldi. De este modo, quedó expuesta una maniobra de noticias falsas elaborada por Luciani y Mola alrededor de una reunión que nunca ocurrió.

Otro de los elementos que expuso CFK vía Twitter fue sobre las acusaciones por supuestas amenazas y amedrentamientos a legisladores de la oposición. «Mirá este fragmento del alegato del Dr. Beraldi, donde demuestra las mentiras de Luciani y Mola sobre la fantasía de presiones y amedrentamientos para votar el presupuesto», fue el comentario de la vicepresidenta al compartir el fragmento de exposición del abogado sobre este punto.

Allí Beraldi presenta declaraciones de figuras de la oposición durante la década de gobierno kirchnerista que niegan de manera explícita que haya habido algún tipo de presión o extorsión hacia ellos u otros legisladores. Entre ellos se ubican Margarita Stolbizer, Fernando Sánchez, entre otros. «Esas fantasías es la que construyeron en el ámbito judicial», señaló Beraldi. 

Por último, la vicepresidenta expuso que entre los proyectos de obra que ahora son objeto de acusación sobre ella también había proyectos alternativos presentados y firmados por figuras de la oposición, pero que Mola y Luciani decidieron pasar por alto.

«En este video, mi defensa prueba cómo la oposición presentaba proyectos de presupuesto alternativos que incluían las obras viales de Santa Cruz, objeto de la acusación de Luciani y Mola. A esos proyectos los firmaron los mismos que hicieron las denuncias… Sorpresas te da la vida», ironizó la vicejefa de Estado en su publicación en redes sociales. Entre ellos se distingue el nombre de Juan Carlos Morán, ex diputado de la Coalición Cívica.

En el video se evidencia que Morán, quien fue testigo en la causa y que en 2008 había denunciado al Gobierno como asociación ilícita y señalado el presunto redireccionamiento de la obra pública, también firmó en 2010 un proyecto alternativo de presupuesto en el que sostuvo «las mismas obras que a criterio del señor Morán tenían que ser financiadas».