El presidente de la Nación, Alberto Fernández, recibió este viernes al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, con quien dialogó sobre el avance en la puesta en marcha de la licitación y las obras necesarias para poner en funcionamiento el Canal Magdalena, un corredor fluvial fundamental para la logística y la economía argentina. 

El encuentro se llevó adelante en el despacho presidencial durante la tarde del viernes, y, según informó el propio presidente a través de sus redes sociales, «analizamos los próximos pasos para avanzar en la licitación y construcción del Canal Magdalena». 

«Esta obra es fundamental para la Provincia de Buenos Aires y para toda la Argentina», expresó Fernández. 

Cabe recordar que en julio del año pasado, el Ministerio de Transporte aprobó el informe final de la audiencia pública ambiental que se realizó para analizar el impacto de la obra, y con ello dio vía libre para el comienzo de las obras. En julio pasado, el gobernador bonaerense había insistido con el tema en un encuentro con la Mesa Coordinadora por la Defensa de la Soberanía del Río Paraná y el Canal Magdalena. 

«No se debería demorar ningún tiempo más para comenzar las obras para su puesta en marcha, porque el plan de obra del canal ya está aprobado, inclusive con el acuerdo de la República Oriental del Uruguay, cuestión que está definida desde el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner», había dicho Kicillof. También había considerado que no existen «impedimentos presupuestarios» para las obras que requiere el canal. 

El canal implica un ahorro importante en términos logísticos tanto para la salida como el ingreso de buques, con impacto directo en el comercio exterior argentino. En la actualidad, la mayoría de los buques utilizan el Canal Punta Indio para salir al mar, lo que implica un desvío hacia Montevideo, Uruguay. 

Por otro lado, por su menor extensión (56 km) y por las características de su traza (que acompaña el sentido de las corrientes y facilita el movimiento de los sedimentos), tiene un menor costo de dragado y mantenimiento.