En una reunión que encabezó esta tarde, el gobernador Axel Kicillof anunció a los gremios que representan a las y los trabajadores de la Administración pública la decisión de reforzar el aumento salarial que ya había sido pautado para septiembre. En promedio, la suba alcanza el 25 % para todos los regímenes de la Administración pública provincial.

En el marco de la paritaria 2022, el incremento se agrega a los que ya se hicieron efectivos en marzo, mayo y julio, y al previsto para diciembre, asegurando un piso de aumento salarial del 70 %. La medida incluyó también una nueva convocatoria para los gremios en octubre.

En mayo pasado, Kicillof ya había revisado los acuerdos paritarios de principios de año, para llevarlos en esa oportunidad a una suba anual del 60 %.

Del encuentro en Casa de Gobierno, además de Kicillof participaron el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, y su par de Trabajo, Walter Correa, y la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz. Por el lado de los sindicatos, estuvieron representantes de veinticinco gremios de docentes, estatales, judiciales y médicos.

«Nuestro compromiso con las y los trabajadores es la recuperación del poder adquisitivo; es un objetivo fundamental que nos hemos trazado desde el primer día, ya que es lo que nos permitirá alcanzar una mejor distribución del ingreso y apuntalar la producción y el empleo» aseguró Kicillof.

«En un contexto de alta incertidumbre internacional, seguimos trabajando para que los salarios de los y las trabajadoras de la Administración pública de la provincia no pierdan contra la inflación», añadió el mandatario.

La recomposición fue en respuesta a los pedidos de todo el arco gremial bonaerense de actualizar las subas en función del avance inflacionario. Los sindicatos se basaron en los últimos datos del IPC que mide el INDEC: 6,7 % de marzo; 6 % de abril; 5,1 % de mayo; el 5,3 % de junio y 7,4 % de julio.

«Esta decisión es una muestra más del compromiso de nuestra gestión con la recomposición salarial, traducida en decisiones concretas. Tenemos la vocación, la voluntad y el objetivo de recomponer el poder adquisitivo de las y los trabajadores de la provincia de Buenos Aires», dijo por su parte el ministro López. En tanto, su par de Trabajo, Walter Correa, dijo que «hay un Estado provincial presente que interpreta y acompaña a la clase trabajadora y un Ministerio de Trabajo feliz de poder continuar con las paritarias abiertas y libres».

Durante la reunión, las y los presentes también manifestaron su repudio al intento de magnicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.