Los Gobiernos nacional y bonaerense firmaron un convenio para la realización de tareas de apertura y mejoramiento de calles en el predio de Los Hornos, en La Plata, donde viven 1.600 familias. Los trabajos consisten en 4.800 metros lineales de calles y 5.565 metros lineales de cunetas a cargo del batallón de ingenieros del Ejército y en el marco de un plan integral de urbanización en estos terrenos cedidos por el Estado nacional a la provincia de Buenos Aires para garantizar el acceso a las viviendas a familias sin techo de esa zona.

Esta mañana, en el ex Club de Planeadores de Los Hornos, firmaron el convenio el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés «Cuervo» Larroque, y el ministro de Defensa de la Nación, Jorge Taiana, miembros del Ejército Argentino, funcionarios del Gobierno de la provincia y concejales platenses.

«Queremos un país integrado y abogamos por esa unidad nacional que tanto necesitamos, donde creemos que el Ejército es un pilar central de la nacionalidad», dijo Larroque. «Tenemos una concepción política que tiene que ver con el orden basado en la justicia social. Si no hay justicia social, es muy difícil que haya orden; y en ese sentido es fundamental la presencia del Estado para garantizar la tranquilidad de los vecinos y vecinas», agregó.

El convenio rubricado permite que la Agrupación de Ingenieros 601 del Ejército lleve adelante los trabajos de apertura y tratamiento de calles comprendidas entre las arterias 143 a 153 y 76 a 79, sumando un promedio de más de 28.000 metros cuadrados. La iniciativa abarca una superficie de más de 63 hectáreas que albergará a 1.536 familias y permitirá la urbanización de nueve barrios populares, según los datos del proyecto.

«Nosotros colaboramos desde el Estado con la presencia del Ejército, del cuerpo de ingenieros, en el trazado de las calles», apuntó Taiana. «Las Fuerzas Armadas históricamente han tenido un rol de servicio a la comunidad. Además de su misión principal de defender la soberanía nacional, cumplen tareas subsidiarias de asistencia al pueblo, como sucedió durante la pandemia», remarcó.

El proyecto integral de urbanización

El plan de urbanización integral incluye también la construcción de puestos de salud, una escuela, seguridad y un área para la producción de alimentos. El desarrollo se dividirá en tres espacios: residencial (de baja y media densidad urbana), área verde y polo agroecológico, que involucra el establecimiento de una zona productiva. 

Se trata de una respuesta del Estado a las necesidades habitacionales de las familias que se instalaron allí en febrero de 2020. El Gobierno nacional cedió las tierras para avanzar en una urbanización y el Gobierno bonaerense continuó con la parcelación de los terrenos y la conformación de una mesa de negociación con todas las partes involucradas para distribuir los lotes y otorgar servicios a las doscientas familias.

El Gobierno municipal de Julio Garro no participa del proyecto. En abril, el jefe comunal del PRO había pedido que los Gobiernos nacional y bonaerense apelen el fallo del juez federal de La Plata Alejo Ramos Padilla, quien aseguró que no había delito penal en la denuncia formulada respecto de la toma de tierras de Los Hornos, pertenecientes al Estado nacional, por parte de familias pobres sin acceso a la vivienda. La excusa de Garro fue que los terrenos eran inundables, aunque no propuso trasladar a las familias a otra zona. De fondo, rechaza la instalación, y desde 2020, cuando fue la toma, no ha ofrecido alternativas en materia de políticas de acceso a la vivienda.

Durante la firma del convenio estuvieron también el jefe del Estado Mayor del Ejército, Guillermo Pereda; la presidenta del Instituto Cultural bonaerense, Florencia Saintout; el diputado bonaerense Ariel Archanco; las ediles Yanina Lamberti, Ana Negrete, Sabrina Bastida, Paula Lambertini, Cintia Mansilla y Juan Manuel Granillo, y vecinos y vecinas del barrio.