La CGT y la CTA de los Trabajadores (CTAT) realizaron una multitudinaria movilización esta tarde desde el Obelisco hasta el Congreso contra «los especuladores y formadores de precios». A su vez, la CGT se mostró «abierta a cualquier diálogo con el Poder Ejecutivo» para buscar una suba salarial para los trabajadores, ya sea por un bono o una suma fija, y así compensar la pérdida de poder adquisitivo.

Centenares de manifestantes de distintas agrupaciones comenzaron por la mañana a concentrarse en varios puntos del centro porteño, confluyeron en el Obelisco y desde allí marcharon a las 15 hs hacia el Congreso. En el plano político, si bien las centrales gremiales evitaron responsabilizar a la gestión de Alberto Fernández por la situación económica, sí exigieron que presione a los sectores empresarios que «no son solidarios con la Argentina».

Foto: Leandro Teysseire

El triunvirato de conducción cegetista –que integran Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (Estacioneros) y Pablo Moyano (Camioneros)– alineó sus consignas de reclamo en un documento que leyeron frente al Congreso titulado «Primero la Patria». Allí apuntaron a «la irresponsabilidad económica de los grandes formadores de precios que remarcan el valor de los productos esenciales para mejorar sus márgenes de ganancia» y la «especulación financiera que busca una devaluación que solo favorece a los grupos económicos concentrados y empobrece a la gran mayoría de los argentinos».

«La inflación alcanzó niveles intolerables que pulverizan el poder de compra de los trabajadores, y mucha de la responsabilidad depende de sectores que se apropiaron de ganancias en tiempo de pérdidas para los trabajadores», advirtió la central obrera.

Desde un escenario montado en la esquina de las avenidas Belgrano y 9 de Julio, Pablo Moyano pidió a Alberto Fernández que tome medidas contra la inflación, y aseguró que los trabajadores «van a bancar» la lucha contra los empresarios que «remarcan los precios». «Poné lo que tenés que poner, aplicale las multas [a estos empresarios] que los trabajadores te vamos a bancar. No podemos seguir con este nivel de inflación», enfatizó.

A su vez, el camionero cargó contra «los formadores de precios, los empresarios, la AEA [Asociación Empresaria Argentina], los medios de comunicación, Mercado Libre, los bancos que quieren hacer un golpe institucional contra el Gobierno».

En esa línea también se expresó Hugo Yasky, diputado del Frente de Todos y líder de la CTA, quien cuestionó a los formadores de precios y a los especuladores financieros, aunque también le reclamó al gobierno mayor firmeza para defender a los trabajadores. «Esta movilización señala a los formadores de precio y a los especuladores», dijo Yasky en declaraciones radiales durante la marcha. Y agregó que la movilización «es también para pedirle al Gobierno la firmeza que hace falta para enfrentar a estos sectores».

Recomposición salarial

En la previa a la marcha, los triunviros habían definido las paritarias como herramienta para la recuperación salarial, aunque por separado tampoco le cerraron la puerta a un aumento de emergencia a través de una suma fija. En ese marco, hoy Pablo Moyano pidió una suma fija de emergencia que ayude a quienes menos cobran. «Alberto, sacá ese bono, esa asignación o suma fija para los trabajadores que no llegan a fin de mes. Compañero Alberto, mantené las paritarias libres. Compañero Alberto, que la Asignación Universal por Hijo o Hija la cobren todos. Hoy, de seis millones de trabajadores solo la cobran dos», subrayó el secretario adjunto de Camioneros.

Yasky también pidió una suma fija de emergencia para «levantar los salarios de los que están más abajo y acortar los tiempos de la recomposición». Y añadió que «no hay contradicción con eso y la paritaria porque el aumento después se puede ir absorbiendo».

Por su parte, Héctor Daer insistió en la defensa de la paritaria como mecanismo para contrarrestar la dinámica de los precios. «Nosotros seguimos reivindicando la paritaria como mecanismo sectorial», afirmó. Aunque aclaró: «Ahora, hay sectores que están postergados y nosotros estamos abiertos a cualquier mesa de diálogo que convoque el Poder Ejecutivo para resolver un auxilio a esos sectores», dijo durante la conferencia de prensa que dio la CGT luego de la marcha.