Organizaciones sociales que nuclean alrededor de mil cooperativistas que prestan servicio para la Municipalidad de La Plata se movilizaron este miércoles a las puertas de la Comuna para reclamar la continuidad laboral de cincuenta trabajadoras y trabajadores y un incremento salarial que le gane a la inflación.

«Ante la negativa del intendente Julio Garro de dar respuesta a los reclamos y, ante su intención de seguir pagando sueldos de hambre a las y los cooperativistas sin atender la necesidad de los comedores y copas de leche que alimentan a miles de familias de nuestra ciudad, es que seguiremos reclamando con más fuerza al dejarnos sin opción», plantearon las cooperativas en un comunicado.

El mismo fue firmado por Izquierda Latinoamericana Socialista, Frente Popular Darío Santillán Cp, Juana Azurduy, Frente de Organizaciones en Lucha, Movimiento Justicia y Libertad, Movimiento Trabajadores Excluidos, Surge, Igualdad Social, Ctd. Aníbal Veróon, Addhes / Copesy y La Falcone

Las organizaciones partieron desde diferentes puntos de la ciudad hacia el Palacio Municipal ante la falta de respuestas a sus planteos, que ya llevaron a una movilización hace diez días. «En dos meses tuvimos una inflación casi del 15 % y el aumento que tuvimos del 3 % de un sueldo es muy bajo. Además, se vencía un convenio por el que trabajan cincuenta compañeros y compañeras en la limpieza y barrido del centro y no hay perspectiva de que se renueve. Movilizamos esa vez. Desde el Municipio dijeron que no nos preocupemos que iba a haber un aumento acorde a la inflación y que esos compañeros iban a seguir trabajando», recordó en diálogo con Contexto Cesar Villanueva, de La Falcone.

Sin embargo, a pesar de esta promesa, el referente detalló que en la última mesa paritaria «nos dijeron que no hay plata, que los compañeros estaban despedidos sin posibilidad de reubicarlos en otro lado y que el aumento era del 3 %».

En este marco es que decidieron volver a movilizarse. «La situación es insostenible y no podemos permitir ningún despido más en el Municipio, y tampoco podemos seguir con salarios que tienen de promedio 14.000 pesos con un aumento de 3 %», sostuvo Villanueva.

Diariamente, las y los cooperativistas que nuclean las organizaciones realizan tareas de limpieza, desmalezamiento y recolección de bolsas verdes en condiciones precarias, «sin guantes, sin ropa de trabajo, sin seguro», detallaron desde La Falcone, desde donde destacaron que «el límite es que comiencen los despidos y que se congelen los salarios en relación con el aumento de la inflación».

Respecto de la situación de los cincuenta trabajadores en riesgo, Villanueva detalló que el Municipio los contrató para cubrir la temporada de otoño para el barrido de hojas. «Nos dijeron que se acabaron las hojas, que era un convenio por tres meses y que no lo iban a renovar», describió.