En pleno marco de debates sobre las medidas económicas impulsadas esta semana por la ministra de Economía Silvina Batakis, desde la CTA confirmaron que se sumarán a la movilización convocada por la CGT para el 17 de agosto próximo. Desde la central obrera del sector estatal confirmaron este viernes que acompañarán la medida que buscará manifestar el reclamo por una solución a la inflación y su rechazo a los sectores que especulan con los precios.

«Nos vamos a sumar a la marcha del 17 de agosto de la CGT, a la que vamos a llegar con movilizaciones en todo el país porque tiene que haber una gran marcha nacional para que se convierta en el inicio de la recuperación de la calle de los sectores populares», confirmó en declaraciones a AM750 el dirigente de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Hugo Yasky.

El legislador nacional del Frente de Todos informó sobre la decisión de plegarse a la protesta que esta semana anunció la Confederación General del Trabajo, luego de mantener una reunión con Cristina Fernández de Kirchner. «Esperamos la convocatoria de la ministra de Economía, Silvina Batakis, pero no podemos esperar de brazos cruzados mientras que los que quieren a un gobierno de ricos para los ricos están convirtiendo en un calvario el día a día a la gente», expresó Yasky en referencia al delicado escenario que atraviesa el país. 

Cabe recordar que esta semana la ministra Batakis presentó el paquete de las principales medidas económicas que implementará Nación. Uno de los puntos de mayor discusión fue la directiva de respetar las metas con el FMI planteadas durante la gestión económica de Martín Guzmán.

El llamado a movilizarse por parte de las centrales obreras se da en un momento pleno de discusiones por la avanzada de los grandes formadores de precios en el sector alimentario, con lo cual se reclamarán medidas urgentes para combatir la especulación con el mercado internacional y sus efectos a nivel nacional. Esto se combina además con las diversas operaciones desde el sector financiero, político y mediático para alentar incertidumbre y posibles corridas bancarias.

«Estamos en medio de un ataque especulativo de sectores que quieren desestabilizar al Gobierno y que golpean en la fragilidad de la situación económica que se ve favorecida por lo que está pasando en el mundo con la guerra y el aumento de precios», indicó el líder de la CTA y diputado nacional.

En tanto, desde la CGT, el dirigente Héctor Daer definió esta semana la convocatoria a marchar el próximo 17 agosto y manifestó su preocupación por la coyuntura económica del país. «Desgraciadamente se rompió la pendiente que venía teniendo la inflación, pero hubo una remarcación que también erosiona el salario y los ingresos de los argentinos», dijo, y agregó: «La realidad que tenemos los trabajadores, jubilados y los compañeros que están en la informalidad amerita que todos pongan lo que hay que poner para encontrar una salida y que sea lo antes posible».