La ministra de Economía, Silvina Batakis, anunció este lunes una serie de medidas a una semana de asumir el cargo que dejó vacante en medio de un escándalo el ex ministro Martín Guzmán. 

La funcionaria se rodeó de titulares de otras carteras ministeriales de áreas sensibles para la economía, como Julián Dominguez (Agricultura), Daniel Scioli (Desarrollo Productivo), Matías Lammens (Turismo), el titular del Banco Central, Miguel Pesce, y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó Del Pont. 

Desde el microcine del Ministerio de Economía, Batakis reafirmó las definiciones que había adelantado la semana pasada, a días de asumir el cargo. La funcionaria volvió a defender la consolidación del equilibrio fiscal y el cumplimiento de las metas pactadas con el Fondo Monetario Internacional, y adelantó que para el Gobierno «el tipo de cambio multilateral está en posición de equilibrio», por lo que descartan una devaluación. 

«No vamos a gastar más de lo que tenemos», sostuvo Batakis en conferencia de prensa, y destacó que con las medidas anunciadas la Administración federal pretende ahorrar 600.000 millones de pesos. 

«Soy una persona que cree en el equilibrio fiscal y la solvencia del Estado como promotor de la actividad económica», expresó. 

«Las cuotas presupuestarias mensuales que el Ministerio de Economía otorga a toda la Administración Pública Nacional para poder hacer la asignación y ejecución de sus propias erogaciones va a ser solamente acorde con la proyección de la caja real», anunció. También dijo que continuará vigente la suspensión de ingresos al empleo público del Estado nacional, y destacó la creación de un Comité Asesor de Deuda para seguir la evolución de la deuda soberana en pesos y descartó un eventual default de los pasivos en pesos. «De ninguna manera está en duda que nosotros no podamos cumplir con nuestras obligaciones en materia en pesos. Esto lo descarto de cuajo», afirmó. 

El Gobierno también modificará la Ley de Administración Financiera para comprometer a todos los organismos del Estado en el manejo eficiente del presupuesto y las erogaciones. 

«No podemos permitir abusos de precios. Lo que sucedió esta semana en materia de precios no tiene ninguna explicación técnica y solamente son especulaciones», consideró respecto de las remarcaciones especulativas de los días posteriores a la salida de Guzmán del ministerio. 

En materia inflacionaria, también reafirmó uno de los ejes contemplados en el acuerdo con el FMI respecto de la tasa de interés real positiva que genere mayor atractivo a los activos en pesos y otorgue mayor poder de absorción al Estado. 

Tras la conferencia de la ministra, el presidente Alberto Fernández se acopló a su línea discursiva y develó el significado de la intervención de Batakis en pos de «tranquilizar a los mercados». «Que los mercados entiendan que Argentina está dispuesta a hacer lo que dijo la ministra: a controlar el gasto público, seguir en el camino de controlar del déficit fiscal, paulatinamente, para que no se convierta en un ajuste que dañe a la gente», sostuvo el mandatario durante una recorrida por Berazategui.