En vías de la mentada reactivación productiva pospandemia, el trabajo formal alcanzó una suba del 4,8 % interanual en abril, cifra equivalente a más de 572.000 nuevos empleos asalariados respecto de ese mismo mes en el año anterior. Los números fueron difundidos esta tarde mediante un informe del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Según lo consignado en el informe, en abril el trabajo registrado llegó a unos 12.615 millones de puestos, cifra que representó una variación positiva de 0,6 % (79.200 personas más) respecto del mes anterior. El dato arroja un panorama alentador respecto de la evolución del empleo, tras dos años de fuertes cimbronazos provocados por la pandemia de covid y el estancamiento productivo por el aislamiento.

Siguiendo los balances del SIPA, el crecimiento del empleo asalariado registrado estuvo liderado por el sector público (+0,7 %, 22.300 trabajadores) y las empresas del sector privado (+0,5 %, 28.000 trabajadores), mientras que el trabajo en casas particulares presentó una variación positiva del 0,1 %. 

Por otro lado, el trabajo independiente se expandió 1,1 % (28.200 personas más) en relación con el mes anterior por el aumento en la cantidad de aportantes al régimen de monotributo (+1,6 %, 28.700 personas), ya que el crecimiento en la cantidad de autónomos (+0,5 %, 2.000 personas más) compensó en gran parte la caída de trabajadores que adhieren al monotributo social (-0,6 %, 2.500 trabajadores menos).

Cabe destacar que el fortalecimiento del empleo formal y la protección del ingreso en el sector trabajador se convirtió en una de las principales preocupaciones y ejes de discusión en el seno interno del Gobierno. «El peronismo es laburo, trabajo. Hoy tenemos 7 % de desocupación. Estamos solamente a 1,1 de alcanzar el 5,9 que teníamos allá por el 2015, pero tenemos 1.300.000 planes. Hay algo que va a haber que revisar porque con esa desocupación del 7 % deberíamos tener menos planes sociales», fue uno de los planteos más contundentes de Cristina Fernández de Kirchner en el discurso que brindó durante un acto de la CTA en Avellaneda.

En el caso de los salarios, según el reciente informe del Ministerio de Trabajo, en abril la remuneración nominal bruta promedio fue de 136.403 pesos, con un crecimiento de 58,3 % en relación con el mismo mes del año anterior. En tanto, la mediana de la remuneración bruta fue de 103.915 pesos, con un aumento 59,5 % en la comparación interanual.

En tanto, según lo planteado por el SIPA, a nivel provincial, 19 de las 24 jurisdicciones mostraron variaciones positivas. Por distritos, entre las que más crecieron se encuentran Tierra del Fuego (+2,5 %), Catamarca (+2,1 %), La Rioja (+1,8 %), Salta (+1,5 %), San Juan (+1,4 %), Santiago del Estero (+1,3 %), Chaco (+0,9 %), Neuquén (+0,9 %) y Formosa (+0,9 %).