La familia de la joven Emilia Uscamayta Curi reclamó justicia este mediodía frente a la Municipalidad de La Plata para que haya avances en la causa por la muerte de la estudiante de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (FPyCS) de la UNLP, ahogada el 1° de enero de 2016 en una fiesta clandestina en Romero.

A cinco años y siete meses de ese hecho, la familia, autoridades de la FPyCS y amigos y amigas realizaron una radio abierta para poner en agenda el tema. El próximo 25 de octubre comenzará el juicio oral y público en el que están imputados cuatro empresarios locales y un ex funcionario municipal por el delito de homicidio simple con dolo eventual. Por ese motivo, cada primer día de mes hasta ese momento seguirán llevando a cabo radios abiertas en la Municipalidad y la Fiscalía.

Se encuentran imputados Raúl «Peque» García, Carlos Bellone, Santiago Piedrabuena y Gastón Haramboure. Además, el ex secretario de Seguridad municipal, Daniel Piqué. Según información de la causa, Bellone como dueño de la casa quinta, Haramboure y Piedrabuena como los organizadores, mientras que García fue quien consiguió las bebidas alcohólicas para la fiesta.

La familia denuncia «la negligencia y la complicidad» de agentes de Control Urbano a cargo de Roberto Di Grazia y de la Secretaría de Seguridad de Daniel Piqué, quienes no suspendieron la fiesta a pesar de las múltiples irregularidades en la quinta en materia de seguridad y controles y las denuncias de vecinos.

«Cada primero de mes vamos a realizar una radio abierta y el 25 de octubre una marcha, con referentes políticos y sociales que se sumaron a la causa por este pedido de justicia. Buscamos poner en agenda la causa de nuevo», dijo a Contexto Edgard Uscamayta Curi, hermano de Emilia presente en la radio junto con su padre y su madre. El joven añadió que durante la mañana tuvieron una reunión donde el bloque de concejales del Frente de Todos les brindó su apoyo.

«En estos seis años pasaron tres fiscales. Uno de ellos nos dijo que no podía hacer nada porque estaba atados de pies y manos por personas que están por encima y tienen mucho poder. Sabemos que siguen las complicidades internas entre el Poder Judicial, los empresarios y la Municipalidad. La corrupción sigue estando, pero vamos a seguir reclamando», remarcó Edgard Uscamayta.

«En seis años y 6 meses no bajamos los brazos para que sea justicia y los responsables tengan su condena». «Exigimos justicia y entendemos que el Municipio también es responsable», sostuvo la Asamblea Justicia por Emilia Uscamayta Curi en su comunicado.