El Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta decidió eliminar la obligatoriedad del uso de barbijos en la población porteña, medida que ya comenzó a generar repercusiones. Según indicó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, el uso de tapaboca es opcional a partir de este jueves en espacios cerrados públicos o privados, incluido el transporte que circule dentro de la ciudad. En este último punto se generó una nueva fricción con Nación, que salió a remarcar que la medida no aplicará en transportes por fuera del territorio porteño.

Es que desde el Ministerio de Transporte indicaron que en todas las líneas de tren metropolitanas y en unas 32 líneas de colectivo que operan en CABA la utilización del tapaboca seguirá siendo obligatoria. De este modo, la gestión de Larreta vuelve a generar fricción con las medidas adoptadas por Provincia y Nación.

En el caso de las 32 líneas de micros, si bien operan en territorio porteño, aún no fueron incorporadas a la gestión de la ciudad, con lo cual siguen atadas a normativas nacionales. Son las líneas 4, 5, 6, 7, 12, 23, 25, 26, 34, 39, 42, 44, 47, 50, 61, 62, 64, 65, 68, 76, 84, 90, 99, 102, 106, 107, 108, 109, 115, 118, 132 y 151, donde el uso de barbijo se mantiene obligatorio. No es el caso del subte, que sí opera bajo jurisdicción de CABA.

Por parte de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT), dependiente de la cartera conducida por Alexis Guerrera, informaron a través de un comunicado que la Disposición 225/2022 establece que «continúa siendo obligatorio el uso de barbijo dentro de las unidades para pasajeros, pasajeras y el personal de conducción, la ventilación debe ser permanente y la limpieza y desinfección de los vehículos y deberá realizarse antes de cada viaje».

Cabe destacar que, en lo que va del año, agregó el organismo, se realizaron más de 2.200 actas de infracción a empresas por incumplimiento de los protocolos de prevención. En ese marco, desde la CNRT hicieron referencia a la medida tomada esta semana por el Gobierno de Rodríguez Larreta. «Si el colectivo pertenece a lo que es el AMBA el barbijo lo tenés que seguir usando. No lo tenés que usar en los colectivos que pertenecen a CABA y en el subte», declararon desde el área en comunicación a Página/12.

En la ciudad de La Plata tuvo lugar una controversia similar en marzo de este año, cuando el intendente macrista Julio Garro también ordenó vía decreto eliminar la obligatoriedad del uso de barbijo en espacios públicos, medios de transporte y dependencias municipales.

La arbitraria decisión tomada por Garro (en ese momento, coincidente con el desarrollo de la variante ómicron como detonador de la tercera ola de contagios de covid) generó una reacción inmediata no solo de la esfera política local, sino también del Gobierno de la provincia de Buenos Aires. «El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires señala esta medida como irresponsable y tomada sin ningún tipo de conocimiento científico y sanitario», expresó entonces la cartera conducida por Nicolás Kreplak, y recordó que «en el territorio bonaerense la competencia primaria en salud es provincial».