El ex gobernador bonaerense y ahora ex embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, juró como nuevo ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández. 

La jura, que se realizó en el Museo del Bicentenario, también estuvo acompañada por integrantes del gabinete de la Administración nacional, ex integrantes de la gestión bonaerense durante el período en que gobernó Scioli; empresarios y dirigentes políticos y sindicales. También participaron los gobernadores de las provincias de Buenos Aires, Axel Kicillof; de La Pampa, Sergio Ziliotto; y de La Rioja, Ricardo Quintela. 

«Siempre digo que nosotros no somos conscientes del tiempo que estamos viviendo. Es un tiempo que ha estado signado por una enorme desgracia, como fue la pandemia. Es un tiempo que estuvo signado por una gestión que nos precedió que nos dejó problemas muy serios, un tiempo que –cuando empezamos a superar la pandemia– aparece una guerra de dimensiones que hasta el día de hoy no conocemos», dijo el mandatario antes de tomar juramento al flamante integrante de su gabinete. 

En ese sentido, Fernández consideró que el conflicto bélico impacta negativamente en la economía argentina y regional, y destacó el rol del Estado, tanto en el marco de la guerra como en el de la pandemia. «Y cuando pudimos, empezamos a recuperarnos y nos recuperamos muy bien, recuperamos la actividad industrial, recuperamos la economía, crecimos un 10,3 % en el año 2021», sostuvo. 

En esa línea, le agradeció a Matías Kulfas, quien hasta la semana pasada se desempeñó como titular de la cartera en la que ahora asumió Scioli. «Yo quiero agradecerle honestamente todo el esfuerzo, toda la fuerza, todo el empeño y todo lo que hizo en este tiempo», dijo. 

Cabe recordar que el exministro fue de los más cercanos funcionarios del presidente y, junto a Martín Guzmán, era de los que mayor influencia tenían sobre las decisiones del mandatario. Tras la filtración de una comunicación «en off» difundida a periodistas desde el Ministerio de Desarrollo Productivo en la que se cuestionaba fuertemente a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, Fernández le pidió la renuncia. 

«Quiero darte las gracias, Daniel. Gracias, porque cuando te llamé también estuviste, una vez más», le dijo el mandatario al flamante ministro. 

Durante una conferencia de prensa posterior al acto, el ex gobernador bonaerense dijo que «nos proponemos desarrollar y trabajar transversalmente con cada una de las áreas del gobierno, del gabinete del presidente», y agradeció a Fernández por «la confianza depositada». 

«Los que me conocen saben que soy profundamente desarrollista, productivista, y voy a buscar, como me instruyó el presidente, en cada rincón del país potenciar todas las posibilidades que hay a partir de esa energía emprendedora, trabajando con todos los sectores empresarios y fundamentalmente convencido de que la Argentina se sigue poniendo de pie y levantando de abajo para arriba, hacerlo con las pymes y proyectando a las grandes empresas», remarcó. 

El ministro llamó a trabajar conjuntamente con empresarios y trabajadores, y expresó: «Mi mejor oficina fue siempre la calle, porque estando más cerca de los problemas, más rápidas serán las soluciones».