Por Ramiro García Morete

Diego Ocampo, músico de la ciudad de La Plata, incursiona en el mundo de la literatura con su primer libro de poesía Apología del Destino. Tras su primer disco/libro como solista, y transformado por la poesía de Alejandra Pizarnik, Diego escribe en pocos días los textos que conforman un libro que también se permite utilizar como oráculo.

Escrito de forma casi transpersonal, existencialista, el escritor nos adentra en su universo a veces sin forma, donde propone a través del lenguaje escrito una invitación al silencio entre las letras, a ese vacío que lo incluye todo.

Este jueves a las 19, Ocampo presentará Apología del destino en el marco de Expo Diseño Platense (Finde), a desarrollarse en el Centro de Artes de la UNLP, ubicado en el edificio Karakachof ( 48 e/ 7 y 8). Además, tocará algunas canciones de su próximo disco. Mientras tanto, un pequeño juego.

  1. ¿Podrías definir la poesía?

Libertad de creación.

2. ¿Recordás un evento, libro o sensación que remita a tu primer encuentro con ella?

Poesía completa de Alejandra Pizarnik.

3. Verso o versos propios.

Sin más ropaje que el alma.

4. Verso o versos ajenos.

You can’t hide the lies in the rings of a tree (no puedes esconder las mentiras en los anillos de un árbol), Eddie Vedder.

5. Tres poetas para recomendar.

Pizarnik, Whitman, Rumi.

6. Una palabra que te guste.

Unión.

7. Una palabra que no.

Odio.

8. La rima.

Seduce por limitante, expande por inagotable.

9. El silencio.

Todo.

10. Verso libre (algo para decir que no hayamos preguntado).

Manifestar una necesidad del alma no es otra cosa que armonizar con la música de todo lo que existe.